Nicaragua

Masaya: pequeño en tamaño pero grande en cultura

Sus nueve municipios mantienen vivas las tradiciones de los nicaragüenses

Masaya-pequeño-en-tamaño-pero-grande-en-cultura
Fiestas patronales dedicadas a San Jerónimo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Masaya es el más pequeño de los departamentos de Nicaragua con 610 kilómetros cuadrados pero a la vez es muy grande en cultura. No por casualidad la Ciudad de las Flores fue nombrada Capital del Folclore Nacional el 23 de octubre de 2000, debido a la fuerza, la conservación y la expresión de las tradiciones y el sincretismo cultural.

Sus nueve municipios: Nindirí, Tisma, Masaya, La Concepción, Masatepe, Nandasmo, Catarina, San Juan de Oriente y Niquinohomo promueven las tradiciones ancestrales de los nicaragüenses, las cuales se mantienen vivas con el apoyo del Gobierno Sandinista, fiel defensor de la nicaragüidad.

El territorio se distingue por sus manifestaciones culturales muy antiguas que se realizan con pasión. Por ejemplo, la Procesión de San Lázaro, que se realiza el penúltimo domingo antes de la Semana Santa, congrega a personas de la ciudad y otros sitios en la Iglesia Magdalena, en el barrio Monimbó, donde llevan a sus perros, la mayoría de ellos disfrazados.

También es reconocido por las Judeas, representaciones teatrales callejeras que recrean la vida, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Masaya también festeja con fervor sus fiestas patronales dedicadas a San Jerónimo, que se realizan a partir del 20 de septiembre y hasta finales de diciembre. Son las fiestas más largas del país, e incluyen desfile hípico, procesiones y varias manifestaciones culturales, entre ellas los pintorescos bailes de Negras, las Inditas y Los Diablitos, entre otros.

La procesión nocturna de Los Agüizotes se realiza el último viernes de octubre, cuando centenares de personas salen a las calles disfrazadas de espantos. Otras procesiones que involucran a los masayas son las del Torovenado, durante las cuales grupos improvisados de teatro callejero representan números sencillos que abordan con picardía algún asunto social o político.

Si dudas, Masaya es uno de los territorios que mejor representa nuestra identidad cultural indígena, especialmente la chorotega y mestiza.

La comunidad de Monimbó, que durante los años de insurrección fue un bastión fundamental en la lucha por la defensa de la paz y la libertad, hoy es ícono de la producción artesanal. De las manos laboriosas y talentosas de los hombres y mujeres de la comunidad salen hermosas esculturas y artesanías.

Los artesanos de Masaya trabajan el cuero, la madera, el barro y la tela. San Juan de Oriente es reconocido como la cuna de artesanía precolombina y utilitaria. Se trabaja fundamentalmente con barro, produciendo todo tipo de vasijas de todo tamaño con temas y colores distintos.

Además de cultura y tradición, la Ciudad de las Flores es cuna de tesoros naturales como las lagunas de Masaya, Apoyo y Tisma, uno los nueve sitios asignados como Humedales de Importancia Internacional (sitios Ramsar).

El volcán Masaya, ubicado en el parque nacional homónimo, es otro de los destinos preferidos por los turistas que llegan al territorio. Diariamente entre 700 y 800 personas visitan el sitio, cuyo interés turístico se acrecentó a partir de 2015 con el aumento de su actividad volcánica y de la expansión del lago incandescente.

Tras permanecer secuestrada durante tres meses por los enemigos de la paz, Masaya vuelve a ser el destino cultural por excelencia para los turistas nacionales y extranjeros.

Masaya-pequeño-en-tamaño-pero-grande-en-cultura
Masaya-pequeño-en-tamaño-pero-grande-en-cultura
Masaya: pequeño en tamaño pero grande en cultura
Masaya-pequeño-en-tamaño-pero-grande-en-cultura
Masaya: pequeño en tamaño pero grande en cultura Masaya-pequeño-en-tamaño-pero-grande-en-cultura

mem/ele

también te puede interesar