Nicaragua

Víctimas del terrorismo relatan en juicio cómo evitaron la muerte en Boaco

Varias mujeres retenidas en un tranque aseguraron que se salvaron gracias a un milagro

Víctimas del terrorismo relatan en juicio cómo evitaron la muerte en Boaco
Víctimas del terrorismo relatan en juicio cómo evitaron la muerte en Boaco |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Víctimas y sobrevivientes del terrorismo relataron este jueves cómo lograron escapar de la muerte en un tranque instalado en el empalme de Boaco por criminales controlados por la derecha.

En ese punto, unas siete mujeres se encontraban retenidas por los terroristas y cerca de 10 hombres acudieron a liberarlas de los disparos, morterazos y amenazas de violación.

Durante el juicio, en el que se acusa a cinco individuos por los delitos de asesinato, lesiones, portación ilegal de armas y homicidio frustrado, las mujeres aseguraron que escaparon gracias a lo que consideraron un milagro.

“Estábamos hartas de estar secuestradas en nuestro propio municipio. Boaco siempre había sido tranquilo. Pero por ese tranque que pusieron ellos ya se nos estaban acabando los alimentos, las medicinas. Los negocios estaban cayendo. Estábamos desesperadas”, contó Julia García, pobladora del barrio La Providencia.

Fue entonces cuando ella, junto a otras 39 decidieron tomar banderas blancas, símbolo de paz, y acercarse hasta el tranque que era controlado por los terroristas acusados. Según García, iban en son de paz, buscando cómo dialogar, y pedirles que tuvieran conciencia, pues no había comida en Boaco y no podían salir a ninguna parte.

No quisieron hablar. En cuanto vieron que nos acercamos nos tiraron morteros. Decidimos dar la vuelta, pero ellos nos siguieron. Yo me caí, y fue entonces cuando una persona encapuchada me apuntó con un arma y me dijo que me quedara boca abajo en el suelo. Que si me levantaba me mataba, relató.

Por su parte, la transportista Reina Isabel Oporta, habitante del barrio Jorge Martínez, corroboró que hablar con los ahora acusados era lo único que pretendían.

“Nos acercamos a ellos con banderas blancas de trapo y pancartas que pedían por la paz. No llevábamos armas, y se lo gritamos de lejos. Pero nos recibieron a punta de morterazos y palabras obscenas”, declaró.

“Cuando nos atacaron corrimos. Corrimos y corrimos y sentíamos que nos alcanzaban. Miramos atrás y era como ver una bola de fuego que venía hacia nosotras, pero eran los morterazos que nos tiraban”, explicó durante el juicio.

Sin embargo, no todas lograron escapar, siete mujeres fueron tomadas como rehenes. “Nos decían que nos iban a violar, mientras grababan con sus teléfonos y subían los vídeos a Facebook. Parecía que andaban drogados. Sentimos mucho temor, pero a la vez mucho coraje porque estábamos mal en Boaco”, agregó la testigo.

Tras permanecer varios minutos como rehén -continuó-, llegó una camioneta roja. En ella venían unos 10 hombres que iban a rescatarlas, pero no tuvieron mejor suerte. Los terroristas los recibieron con morteros y disparos, y varios resultaron heridos.

Según el testigo Johnson David Hernández, quien también llegó hasta el lugar para liberar a las mujeres secuestradas, los criminales estaban fuertemente armados y en ellos se veía la sed de matar.

ale/tgp

también te puede interesar