Nicaragua

Rosario: El pueblo quiere desterrar el odio para siempre

Tenemos que entendernos, destacó

Rosario: El pueblo quiere desterrar el odio para siempre
Rosario: El pueblo quiere desterrar el odio para siempre |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, afirmó que el pueblo quiere desterrar el odio para siempre y decretar que el odio se ha desterrado de nuestro país.

Tenemos que entendernos, querernos, respetarnos y desterrar la perversidad que tanto daño hizo en Nicaragua, que se instale el buen corazón, que crezca el sentido de pertenencia a esta Nicaragua soberana y que Dios nos siga conduciendo, insistió.

A través de los medios del poder ciudadano, aseguró que el Gobierno está trabajando duro y con mucha esperanza.

Esa luz que de los ojos de las familias nicaragüenses reunidas en todo el país ayer celebrándonos por la paz, es la luz que ilumina este país, es la luz de Dios, de la familias, del buen corazón, la luz que todos estamos reconociendo en Nicaragua, es la mano de Dios que moviliza más victorias del bien común en nuestra Nicaragua, añadió.

Puntualizó que esa luz de los ojos, la sonrisa de los niños y la alegría no son más que la luz de la presencia de Dios en Nicaragua fortaleciendo los caminos de entendimiento y reconciliación.

Rosario reiteró que hemos recuperado la paz y la seguridad, y las vamos a consolidar como parte del compromiso del Comandante Daniel que recoge el mandato de la mayoría de los nicaragüenses que quieren paz.

Nos han golpeado pero no han destruido el alma nicaragüense, no podrán porque hay un pueblo decidido a defender la paz, el derecho al trabajo y a la vida, destacó.

Acotó que la principal noticia buena es que estamos consolidando la paz aunque los puchos amargados se opongan.

El pueblo quiere paz con dignidad, con respeto, con procesos de reconciliación construidos desde la familia y la comunidad, señaló.

Subrayó que la ruta de Nicaragua es la paz, reconciliación, el encuentro con la dignidad y el afán de victorias en cristianismo, socialismo, solidaridad y generosidad del pueblo nicaragüense.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía insistió en que Nicaragua desde la familia y la comunidad está reconstruyendo rutas de reconciliación, encuentro, trabajo y paz.

Ese es el mandato cristiano que todos tenemos, reencontrarnos como familia nicaragüense en todas las comarcas, departamentos de Nicaragua, en comunicación permanente y en restauración de nuestro espíritu cristiano y nuestra manera de ser generosa y solidaria, añadió.

Reconoció que las caminatas de amor a Nicaragua reafirman la paz, orgullo de nuestro país y agradecimiento a Dios porque recuperamos el trabajo, seguridad y paz.

Pedimos justicia por las víctimas y los crímenes cometidos, todas las pérdidas que han tenido las familias (…) la lucha ahora es para consolidar la paz, tenemos para ir adelante reconstruyéndonos, restaurándonos y reencontrándonos con nosotros mismos, enfatizó.

Resaltó que no podemos olvidar porque ahora más que nunca reconocemos lo que son capaces de hacer los malvados.

El pueblo con dolor clama justicia, exige que paguen por sus crímenes todos los que mataron, este pueblo digno, fuerte, de espíritu soberano, se dispone a ir adelante porque hay tanto por hacer, veníamos tan bien y los perversos se empeñaron en destruir creyendo que con eso destruirían el ánimo y las ganas de trabajar de los nicaragüenses, no pudieron ni podrán, aseguró.

Valoró que con la perversidad no se va a ninguna parte, “las cosas se hacen de otra manera, hay formas de dialogar, entendernos y procurar soluciones, no son los modelos de búsqueda de consenso en cualquier sociedad (…) esa no es manera ni conducta propia de cristianos”.

Siempre hay tiempo de arrepentirse de tanta maldad, arrepiéntanse, el pueblo quiere reconciliación, trabajo y paz, destacó.
mem/ele

también te puede interesar