Nicaragua

La guerra mediática busca sembrar en Nicaragua las bases de la insurrección

El líder sindical José Antonio Zepeda conversó con el periodista Ed Sykes, del sitio web The Canary, sobre la visión tergiversada de los grandes medios

La guerra mediática busca sembrar en Nicaragua las bases la insurrección
La guerra mediática busca sembrar en Nicaragua las bases la insurrección |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua ha estado en los últimos meses en las portadas de los grandes medios de comunicación a nivel mundial. La mayoría de ellos ofrecían su versión tergiversada de lo que realmente estaba pasando en el país y no denunciaban que Nicaragua estaba siendo objeto de un golpe de estado respaldado por Washington.

Pero la mayoría de la cobertura internacional solo mostraba fuertes prejuicios contra el actual gobierno nicaragüense.

Las organizaciones internacionales con fuertes vínculos con Washington, mientras tanto, han alardeado «sembrar las bases para la insurrección» contra el Gobierno Sandinista de Nicaragua cuya representación los acusa de manipular el número de muertos del país para justificar un cambio de régimen y sanciones.

Hay una campaña para manipular el número de fallecidos, incluidos los que la oposición asesinó, quemó y humilló. Creo que esta es la hipocresía de todas estas organizaciones comprometidas solo con intereses privados o los del amo imperialista.

El objetivo es crear una imagen de gobierno autoritario que acribilla a los manifestantes pacíficos.

Sobre esa campaña mediática alertó el líder del principal sindicato de docentes de Nicaragua (CGTEN-ANDEN ) y vicecoordinador de la federación sindical de Nicaragua ( FNT ) en declaraciones al sitio web noticioso británico The Canary.

José Antonio Zepeda explicó, por ejemplo, que para la gente en el mundo de habla inglesa es poco probable obtener información veraz de los principales medios de comunicación.

En particular criticó a organizaciones internacionales, medios de comunicación y políticos por tomar partido en el conflicto reciente de Nicaragua.

Insistió en que “hemos vivido la intervención extranjera en el pasado. La solución es que nos comprendamos, nos comuniquemos y hagamos la paz: una paz duradera basada en el desarrollo y la justicia.

¿POR QUÉ LOS SINDICATOS RESPALDAN AL GOBIERNO ACTUAL?

Además de ser un líder sindical, Zepeda es miembro de la asamblea nacional de Nicaragua para el gobernante Frente Sandinista (FSLN) y al respecto explica que el gobierno da espacio a diferentes sectores. Y es por eso que encuentras maestros, trabajadores agrícolas, trabajadores de la salud y personas que trabajan por cuenta propia en la asamblea nacional. Los sindicatos, las mujeres, los agricultores y las cooperativas han asumido la responsabilidad de trabajar para el desarrollo económico, social y político de su país, agrega.

Para nosotros este es nuestro gobierno. Lo defendemos porque creemos en una educación y atención sanitaria gratuita, pública y de calidad para todos. También existe una política de desarrollo rural con financiamiento y apoyo, educación y asistencia médica, para ayudar a producir más alimentos.

Como trabajadores y sectores hemos determinado que las políticas del gobierno tienen un objetivo clave: acabar con la pobreza.

Vemos la política que hemos estado defendiendo durante mucho tiempo. Hemos visto las oportunidades que brindan el consenso, el diálogo y las alianzas. Y creemos fundamentalmente que el gobierno ha mostrado su disposición a escuchar. Eso es muy importante, para que los diferentes sectores puedan levantar nuestras voces y hacer que se escuchen. La plena libertad sindical es otro elemento importante.

Continuaremos apoyando al gobierno y la revolución para seguir construyendo alternativas para escapar de la pobreza que las políticas neoliberales previas nos imponían y en las que los trabajadores no tenían alternativas. Hoy tenemos opciones y espacio para construirlas.

Grupos internacionales de derechos humanos —desde Observador de derechos humanos a Amnistía Internacional — han criticado las acciones del gobierno nicaragüense en los últimos meses. Pero parece que ha habido poca mención de víctimas entre los que apoyan al gobierno. Y este es un tema del que Zepeda habló apasionadamente:

Los derechos humanos son importantes. Pero el problema surge cuando las personas manipulan el término para encubrir acciones perversas contra gobiernos que intentan traer progreso.

“Cuando hablamos de derechos deberíamos preguntar: ¿qué derechos? En Nicaragua, el producto de este golpe es que las empresas privadas despidieron a más de 50,000 trabajadores. ¿Son los derechos de los trabajadores, derechos humanos? ¿Quién critica a las empresas por amenazar con despedir a más de 250,000 trabajadores si el gobierno no hace lo que quieren?

¿Y que hay con los golpistas que han estado usando una estrategia de terror, secuestro y asesinato contra sandinistas, policías y ciudadanos comunes que no piensan de la misma manera que ellos?

La oposición mató a tres de nuestros maestros. ¿Quién defiende a las familias, a los niños, a esos maestros, asesinados por personas supuestamente «pacíficas»? También secuestraron a otros 14 maestros. ¿Quién defiende el derecho a la educación, el derecho a la paz para los niños, el respeto por la vida?

Estas organizaciones que hablan de los derechos humanos hablan de una manera parcial. Claramente, no están tratando de profundizar y promover el respeto. En cambio, toman partido, deciden, juzgan, acusan y sentencian. Es por eso que nos resulta difícil ver la objetividad en su enfoque.

Hemos insistido en que el respeto por las instituciones, las leyes, los procedimientos, el diálogo y el consenso: son el mecanismo para resolver el conflicto.

SOLIDARIDAD Y RESPETO

Zepeda también insistió en la importancia de la solidaridad y el respeto internacional. Aspiramos y soñamos con la paz. Vamos a hacer posible que Nicaragua vuelva a encarrilarse. Y esperamos que la comunidad internacional aprenda a respetarnos.

Puede que no seamos un país grande y desarrollado con una economía grande o un ejército poderoso, pero no hay razón para humillarnos.

Tenemos el derecho de ser tratados con respeto, como iguales. La comunidad internacional no debe ser impulsada por poderosos intereses creados.

Lo importante es la solidaridad. Cuando más necesitas apoyo, es cuando la presencia de la amistad es lo más importante. Esto también puede hacer que reflexione y pregunte dónde puede mejorar, pero de manera solidaria.

Porque la solidaridad no se trata de interferir en los asuntos de una nación soberana. Se trata de expresar apoyo en los momentos buenos y malos. Y en las últimas semanas y meses, los amigos han estado pidiendo información, explicaciones y aclaraciones. Eso es muy importante.

La solidaridad internacional ha jugado un papel clave en la lucha contra la desinformación y la guerra de los medios contra nosotros.
mem/ybb

también te puede interesar