Nicaragua

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

Bailes tradicionales, artesanías, variada gastronomía y atractivos naturales distinguen al departamento

¿Por qué todos vuelven a Boaco?
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los pobladores de Boaco aseguran que todo el que visita la ciudad, vuelve. Quizás la culpa de esta predilección por el territorio, predominantemente ganadero, se deba a sus bailes tradicionales, artesanías, variada gastronomía o atractivos naturales.

En su accidentada geografía, motivo por el cual se le conoce como la Ciudad de Dos Pisos, confluyen valles con los numerosos cerros y pequeñas colinas, reservas, cascadas, ríos y aguas termales, además de sitios arqueológicos.

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

Entre sus pintorescos regalos naturales sobresalen el Cerro de la Vieja, los Valles de Santa Lucía y San José de los Remates, la Reserva Natural de Cerro Alegre, el peñón de Santo Domingo, y el Embalse de Las Canoas, un lago artificial de mediano tamaño que garantiza hermosas vistas panorámicas y pescados que se sirven en los restaurantes cercanos.

Otro de los tantos sitios de interés en el departamento, frescamente enclavado en la cordillera de Amerrisque, es Camoapa, donde el cerro Mombachito ofrece cuevas, cascadas, zonas de petroglifos y las ruinas de la antigua ciudad.

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

Sin dudas, los mejores parajes de Boaco se aprecian desde el mirador El Faro, ubicado en el Parque del Cerrito.

Una buena excusa para una caminata urbana son sus barrios con sus empinadas calles y desniveles comunicantes con escaleras con los peculiares nombres del Bailante Niña Marina o Paseo Yarrince.

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

Las fiestas patronales dedicadas al apóstol Santiago se realizan tradicionalmente entre el 18 y el 21 de julio. Una de las formas de pagar promesas de los fieles católicos es a través del antiguo baile de drama de Moros y Cristianos, realizado por Bailantes, devotos campesinos promesantes que rinden tributo al Patrono desde el siglo XVII hasta la actualidad.

La comparsa de Bailantes está integrada por 13 moros, 13 cristianos, 7 vareros, 3 cajeros y un bailantito, quienes bailan en sus respectivas filas, al ritmo de los tambores.

La coreografía religiosa representa la batalla decisiva entre moros y cristianos, que simboliza la batalla entre el bien y el mal. Según cuentan, el vigía moro supervisa el campo de batalla y tras valorar las condiciones para la lucha, guía a los combatientes moros a sonar los tambores y sonajas.

El baile tradicional de los pobladores de la cabecera departamental es el conocido como Guaro Blanco. Se dice que no hay boaqueño que no lo conozca o no lo haya bailado alguna vez.

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

En cuanto a su variada gastronomía, se recomienda probar las enchiladitas boaqueñas, cabeza de chancho, chancho en pozol y henchida de res, comida típica que se realiza con marol, masa de maíz, carne de res, manteca de cerdo, tomate, cebolla, chiltoma, ajo y hierbabuena.

Los postres más reconocidos del departamento del centro de Nicaragua están las hojuelas en miel, rosquillas y buñuelos. Tampoco faltan las bebidas a base de maíz. Por ejemplo, para las fiestas patronales se consume la cususa, bebida embriagante, herencia de nuestros antepasados indígenas.

Al ser uno de los principales productores de leche, se puede disfrutar de cada uno de sus derivados como las cuajadas, mantequilla y las diferentes variedades de queso.

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

De las manos de los pobladores de Boaco salen finas monturas, botas y fajas de cuero de excelente calidad, que son reconocidas en todo el país.

¿Por qué todos vuelven a Boaco?

Si aún no has encontrado suficientes motivos para regresar a Boaco solo nos queda por decir que en la Casa Museo podrás conocer más sobre la ciudad, y apreciar por ejemplo, los primeros teléfonos con los que contaron los pobladores, máscaras indígenas e incluso peines de los habitantes del siglo pasado.

mem/ele

también te puede interesar