Nicaragua

El país tiene oportunidad de recuperar su camino de progreso y prosperidad

Nicaragua sigue siendo atractiva para las inversiones

Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes
Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Hasta hace dos meses la economía nicaragüense tenía un crecimiento sólido. El nuestro era el país que más crecía en América Latina, resultado de una política bien formulada por parte del Gobierno Sandinista.

“Lamentablemente los disturbios y tranques paralizaron la economía y le dio un golpe fuerte. Habíamos estimado un crecimiento del tres por ciento, en lugar del 4.9 por ciento que se esperaba y ahora, con la última información, el crecimiento será del uno por ciento.

Y lo más lamentable es la pérdida de empleo. Estamos hablando de 85 mil 100 empleos, una gran masa humana que se han quedado en la calle”, señaló el presidente del Banco Central, Ovidio Reyes.

Pero, según aseguró Reyes, el progreso económico aún está ahí y es visible. Está en las nuevas edificaciones, centros comerciales, carreteras, los negocios turísticos, el desarrollo agropecuario y en todos los sectores.

La economía mantiene su fortaleza y es posible recuperar el terreno perdido, pero si esto no ocurre, podríamos afectar el crecimiento de mediano y largo plazo. “Tenemos la oportunidad de recuperar el camino del progreso y la prosperidad”, subrayó.

Tenemos que llenarnos de ese patriotismo real y evitar que perdamos todo el prestigio que habíamos ganado a nivel internacional para que la inversión siga llegando.

“El gobierno ha demostrado en esto 11 años que ha sido de éxito económico y progreso. El plan económico que se formuló y que estaba en curso garantizaba el éxito en nuestro país”.

Para el Presidente del Banco Central estamos a tiempo, no hemos perdido nuestras bases y fundamentos.

“El capital en el sector agrícola ahí está, las tierras, las personas dispuestas a trabajar. El sector agropecuario está respondiendo bien, las áreas cosechadas son similares a la del año anterior. La producción de leche es fuerte, la economía está esperando una solución a todo este conflicto para que pueda fluir”.

La economía nicaragüense se ha sustentado también gracias a las remesas que este 2018 pudieran llegar hasta los mil 500 millones de dólares.

Pero en las exportaciones se podría tener una baja, muchos de los productos que se estaban realizando pues por la pérdida de empleo y por la paralización se dejaron de hacer.

No obstante, destacó que se llega a un punto que se estabiliza desde la semana pasada, con la liberación de las vías, hay un flujo y como resultado de esa reactivación, como que hay un poco más de respiro, y algunos negocios ya empiezan a despuntar, la normalidad vuelve”.

“Los depósitos y el crédito que habían comenzado a bajar, ya la semana pasada comenzaron a estabilizarse, esta semana creemos que se van a estabilizar. Vemos un aterrizaje suave a esta nueva realidad, pero ya es una señal positiva que puede desencadenar nuevamente la actividad económica”.

Informó que, desde el Banco Central, el Gobierno, en coordinación con el Ministerio de Hacienda garantiza todos los flujos para que la economía funcione, garantizando los pagos en el Estado y que los proyectos de inversión puedan ejecutarse, además del financiamiento y la liquidez para la banca.

Según consideró el economista con este “shock” y la perturbación a la economía, se ha minado la confianza, en un escenario halagador habló de volver a crecer en un 3.5 y 4.5 por ciento, que no es un mal crecimiento, “se puede alcanzar relativamente pronto, en uno, o dos años, podríamos estar creciendo”.

Insistió en que tenemos que recobrar la confianza, “el nicaragüense es trabajador, por eso estábamos logrando el progreso, lo podemos hacer. Todos a retomar la confianza, que el país puede nuevamente funcionar como antes, salir tranquilamente a la calle sin tener que ser sujeto de asalto o destrucción. Las fuerzas del orden tienen que salir a la calle a trabajar con normalidad, en las noches, porque uno no anda por que no hay quien te proteja”.

Creo, dijo, que este llamado a la reflexión nacional para recuperar el terreno perdido es el que debe prevalecer, «el daño ya se hizo, es enorme, y hay que tomar conciencia que no es lo mejor para el país».
mem/ybb

también te puede interesar