Nicaragua

Rosario: Queremos que Nicaragua vuelva a ser de luz

Creemos firmemente que Dios nos iluminará a todos para poder encender la luz y volver a instalar la esperanza en los hogares, aseguró

paz
paz |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, afirmó que de las sesiones del diálogo nacional tiene que salir una luz para Nicaragua, “creemos firmemente que Dios nos iluminará a todos para poder encender la luz y volver a instalar la esperanza en los hogares”.

A través de los medios del poder ciudadano, recordó que son momentos complejos, dolorosos pero la fe nos llena, alienta y nos impulsa a ver hacia adelante, a no quedarnos viendo hacia atrás.

Estamos conscientes de la dimensión de la lucha que libramos, es una lucha contra el odio, el rencor, prácticas oscuras que no conocíamos en la relación entre las familias y comunidades de Nicaragua, torturas, crímenes de odio en todo el país, sabemos que como devotos esos crímenes de odio, sentimientos oscuros no entran en nuestra alma, una de las lucha mayores que libramos es para no caer en la tentación y librarnos del mal, insistió.

Consideró que la voluntad de Dios para Nicaragua es el amor, encuentro, trabajo, paz, reconciliación, unidad, “es vivir como cristianos, con toda la fortaleza de nuestro espíritu dispuesta para el bien, nunca para el mal”.

Queremos ser de luz, queremos que Nicaragua vuelva a ser de luz, queremos ir adelante y siempre más allá construyendo una Nicaragua donde todos nos escuchemos y nos entendamos, resaltó.

Se pronunció por el cese de la angustia de todos aquellos que han perdido seres queridos por culpa del odio.

Queremos que cese la violencia, el odio, que nuestro espíritu esté lleno de luz. Pedimos Señor para Nicaragua bien común, paz, reconciliación, cariño, amor, amor al prójimo, respeto y capacidad de convivencia, que cese el dolor, que nos alivie a todos de tanto dolor y sufrimiento, que se restaure la paz y que vayamos en procesos de verdadero diálogo habiendo logrado aliviar el sufrimiento de la violencia, acotó.

Señaló que todos sabemos dónde está el origen de nuestro sufrimiento.

Cuántas familias están impedidas de circular de un punto a otro, no solo por esos tranques sino también por la delincuencia, se ha denunciado, están en todas las redes sociales las denuncias, indicó.

En ese sentido, afirmó que constituye una violación de los derechos humanos.

Las mamás de este país nos sentimos indignadas, cada hermano que muere es un nicaragüense que ha perdido la vida en un enfrentamiento inútil, incongruente entre hermanos y hermanas, enfrentamientos que nos están costando la vida a todos porque todos nos sentimos indignados, dolidos, amenazados por tanta muerte, hay irracionalidad, falta de alma en esta situación que agobia a Nicaragua, que no merece nuestro pueblo, insistió.

Hizo un llamado a obrar con el bien, dejar que Dios imponga su voluntad en todos nosotros.

Estamos pidiéndole a Dios que nos libre del mal y que podamos vivir como hermanos en paz y tranquilidad, que nos tenga el Señor a todos protegidos, bendecidos, proclamando su gloria, su plan para Nicaragua que es bueno, subrayó.
mem/ele

también te puede interesar