Nicaragua

La paz social es un derecho colectivo constitucional

Con el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional hemos tenido uno de los períodos de paz más significativos en la historia de Nicaragua

La paz social es un derecho colectivo constitucional
La paz social es un derecho colectivo constitucional |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El diputado y especialista en derechos humanos Carlos Emilio López destacó que la paz social es un derecho colectivo que está consignado en la Constitución Política de la República de Nicaragua, en los tratados internacionales que ha suscrito y ratificado en materia de derechos humanos.

La paz es un bien social que se construye en una relación horizontal entre gobernantes y gobernados, es un capital, un activo que tiene un país y nosotros en estos últimos 11 años con el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional hemos tenido uno de los períodos de paz más significativos en la historia de Nicaragua, recordó.

Aseguró que esa paz ha posibilitado el crecimiento de la inversión, tomando como referencia el sector turístico que ha tenido un acelerado crecimiento debido a la seguridad y la tranquilidad del país.

Ha generado una atracción turística muy grande, turistas de diferentes partes del mundo vienen a Nicaragua producto de esa paz, de esa seguridad de esa tranquilidad que se disfruta en la ciudad, en el campo, en la Costa Caribe, en las playas, en las montañas, todo el territorio nacional ha gozado de una paz, hasta hace unas semanas que esa paz fue irrumpida, esa paz fue alterada, indicó.

Denunció que los hechos de violencia que interrumpieron la paz han generado quemas de edificios públicos y de propiedad privada, así como la destrucción de algunas instalaciones vinculadas con programas sociales.

Las casas de la gobernanza municipal, en muchas de estas casas municipales se albergaban alimentos y otros bienes sociales de beneficio a la comunidad, añadió.

Puntualizó que todos estos actos destruyen la estabilidad emocional y comunitaria.

El parlamentario consideró que los tranques instalados en diversos puntos del país “se han convertido en obstáculo para el ejercicio del derecho a la libre movilización, como también para la libre circulación de bienes y mercancías, esto está impactando la economía popular, la economía de los trabajadores nicaragüenses que viven del día a día”.

Señaló que estos obstáculos alteran y lesionan también el derecho al empleo y a la alimentación.

Son cantidades de comerciantes y trabajadores por cuenta propia que se han pronunciado para que estos obstáculos sean eliminados y todos los nicaragüenses podamos tener la posibilidad de circular libremente hacia nuestros puestos de trabajo, insistió.

Afirmó que es necesario que regrese la paz y la tranquilidad.

En la medida que esto se recupere vamos a seguir creciendo y disfrutando de esa prosperidad compartida que vivíamos en Nicaragua, manifestó.
mem/ele

también te puede interesar