Nicaragua

La Iglesia no pierde la esperanza de la reconciliación, asegura Nuncio Apostólico en Nicaragua

El Santo Padre está bien informado y reza mucho para que se llegue a una solución pacífica, destaca

Nuncio
Nuncio Apostólico en Nicaragua, Monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Nuncio Apostólico en Nicaragua, Monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, aseguró que la Iglesia no pierde la esperanza de la reconciliación.

En declaraciones a la periodista Gabriella Ceraso en los estudios de Vatican News, informó que el Papa Francisco conoce de cerca la evolución del panorama político y social en el país.

La audiencia con el Papa ha sido muy importante y delicada, teniendo en cuenta la situación del país. El Santo Padre está bien informado y reza mucho para que se llegue a una solución pacífica, por medio de este diálogo nacional en el cual la Iglesia tiene el papel de mediadora y jamás se retira de sus propias responsabilidades, explicó.

Valoró que el Vicario de Cristo «es un hombre de esperanza y sus llamamientos son siempre invitaciones a dialogar de manera concreta».

El Nuncio señaló que los obispos de Nicaragua escuchan con gran atención los llamamientos del Sucesor de Pedro, en especial aquellos que van dirigidos específicamente a este pueblo.

Consideró que siguen empeñándose para que el diálogo vaya adelante, y rechazan con firmeza cualquier tipo de acto o manifestación violenta; así como el uso de un lenguaje que pueda ser dañino o ambiguo.

La Iglesia de Nicaragua nunca ha abandona a su pueblo, en cualquier ámbito de la vida de estas personas, la Iglesia es una presencia cercana, misericordiosa, fraterna, espiritual pero también es una presencia bien concreta, materialmente hablando, resaltó.

En relación al Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien recientemente falleció, reconoció que fue un hombre pacifista, «buscado por todos» (tanto por amigos como por contrarios), y que era en cierto modo «un garante de esta reconciliación».

Estoy convencido de que en este delicado momento hace falta mucha oración, prudencia y coraje en la defensa del buen sentido común para encontrar una solución pacífica. La Santa Sede no pierde la esperanza en la reconciliación, porque la Iglesia, como siempre, cree en el hombre; que al haber sido creado a imagen y semejanza de Dios, cuenta con esta semejanza del Creador, que se manifestará en el hallar una solución justa, aseguró.
mem/ele

también te puede interesar