Nicaragua

Cantata de oración y paz para todas las madres

Nos fundimos en abrazo inmenso con las madres que hoy sufren el duelo por sus hijos, afirmó Rosario

Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo
Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo afirmó que mañana 30 de mayo, en ocasión de celebrarse en el país el Día de las Madres, tendrá lugar una jornada de cantata y oración por la paz en Nicaragua.

En horas de la tarde en la Avenida de Bolívar a Chávez, dijo la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, estaremos todos unidos pidiéndole a Dios, unidos en amor de madre diciendo todos juntos que queremos paz, cariño y seguridad en esta Nicaragua.

A través de los medios sandinistas este mediodía Rosario envió un abrazo fuerte y comprometido de manera anticipada a todas las madres que este 30 de mayo estarán invocando a Dios para que la paz y la seguridad crezca, el odio cese y que el cariño nos una.

Nos fundimos en abrazo inmenso con las madres que sufren el duelo por sus hijos cuyas vidas fueron cegadas por la insensatez y la violencia. Comprometidos absolutamente con la justicia y el castigo para los responsables de ese dolor.

El Día de las Madres es también de celebración de la vida y en estas circunstancias nos convoca a todos para elevar el amor, privilegiar la vida y la esperanza y detener el odio y la violencia fratricida.

Resaltó Rosario que esta es una jornada que nos convoca a todos para elevar el amor, privilegiar la vida y la esperanza y detener el odio y la violencia. Para dejar atrás la ira y desde el perdón y la reconciliación para trabajar juntos como cristianos para evitar más sufrimientos a las madres.

Mañana 30 de mayo nuestro espíritu ensombrecido por tanto acontecimiento desgraciado, clamamos por el poder de Dios sobre nuestros corazones para vivir la sanación y para que heridas, sufrimientos e infortunios cesen y para que todos juntos recuperemos la confianza.

Reafirmemos que la justicia, paz, sensatez, solidaridad y el encuentro son posibles e indispensables.

Somos uno en el poder infinito del amor de Dios, en el manto protector de la madre María para los católicos y en la voluntad inamovible de tranquilizar nuestra Nicaragua, agregó la Vicepresidenta de la República.
mem/ybb

también te puede interesar