Nicaragua

Rosario: Nos debe unir a todos el derecho supremo de vivir con tranquilidad

Un derecho humano esencial de poder atender la salud, que los muchachos y las muchachas sigan estudiando y tengan la certeza de que el futuro entre todos será mejor, destacó

Nicaragua quiere paz
Nicaragua quiere paz |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, afirmó que los nicaragüenses debemos tener el corazón abierto para escucharnos todos proponiendo reunirnos alrededor del bien común.

Tomando nota de lo que nos separa y fortaleciendo todo lo que nos une, ese es el sentido de una ruta de diálogo, fortalecer lo que nos une y qué nos debe unir a todos los nicaragüenses: el interés supremo del pueblo nicaragüense, el derecho supremo de vivir con tranquilidad, de trabajar con tranquilidad, un derecho humano esencial de poder atender la salud, que los muchachos y las muchachas sigan estudiando y tengan la certeza de que el futuro entre todos será mejor, destacó.

A través de los medios del poder ciudadano, reiteró que nos une el amor a Nicaragua, el amor a la Patria, el sentido de Patria, de familia nicaragüense, de pueblo de Dios, que se moviliza desde la fe, inspirados por la fe, los valores cristianos, de familia, valores solidarios, de comunidad.

Estamos unidos en oración todos los nicaragüenses para que la situación vaya cambiando, para que vayamos entrando en razón, para que las rutas de diálogo sean efectivas, racionales y sobre todo tomen en cuenta el interés vital de las familias nicaragüenses que es el trabajo, el derecho a ganarse el sustento, la paz, la seguridad que ha sido amenazada en las últimas semanas en nuestro país, subrayó.

Acotó que estamos unidos en oración para que Dios, nuestro Señor, nos permita a todos levantarnos con esperanza cada día, con la posibilidad de trabajar, de llevar el pan a la mesa con honradez, con esa dedicación y laboriosidad que nos caracteriza a los nicaragüenses, “estamos unidos en oración pidiendo por la recuperación de la paz y el establecimiento de nuevas rutas de reconciliación”.

Se cierra un capítulo, se anotan los temas que deben servir para la reconciliación de todos y seguimos trabajando más allá de la oscuridad, de la destrucción, del desconsuelo, de cualquier desánimo, estamos pidiendo a Dios que nos una en fervor, en fe, en absoluta fe, enfatizó.

Aseguró que en este mes de las madres en especial nos recordamos todos que nos debemos a los hijos de Nicaragua, “a todos los hombres y mujeres valientes y trabajadores de este pueblo nuestro que nos llena de orgullo, nos debemos a ellos, el compromiso ratificado por nuestro Comandante de contribuir en todo lo que sea posible para que vayamos superando esta situación y restableciendo lo que todo el mundo quiere: la paz, la estabilidad y la justicia.

Es el compromiso que nos asegura a todos que vayamos adelante, el compromiso de victorias, las victorias de la mano de Dios, esas victorias que representan para cada uno de nosotros el derecho a la seguridad, el trabajo, a la estabilidad y el derecho a que tengamos buenos augurios para Nicaragua en la medida en que unidos todos fortalezcamos el presente y el porvenir, manifestó.

ale/ele

también te puede interesar