Nicaragua

Obstrucción de las vías son un retroceso al progreso

Legisladores rechazan acciones de grupos vandálicos

Diputados
Diputados |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Diputados de las diferentes bancadas en la Asamblea Nacional expresaron su rechazo a la posición de impedir la circulación y movilización de las familias en todo el territorio nacional.

Y esperan que, por medio del diálogo nacional, esta decisión sea revertida porque de lo contrario, los efectos a la economía y desarrollo del país, será muy negativo.

Para el diputado Jacinto Suárez la posición de los promotores de los tranques es contradictoria, porque no pueden estar hablando de defensa de los derechos humanos, cuando impiden la libre circulación, un derecho consignado en la constitución.

Impiden el cruce de medicina y alimentación de enfermos en el tranque de Mulukukú, afirmó.

«Los tranques evitan la movilidad de la gente, además de que los negativos efectos que tiene sobre la economía. Están afectando a pequeños negocios y muchas personas pueden perder sus trabajos. Si me dicen que defienden los derechos humanos, eso es contradictorio», dijo Suárez.

Exigió el levantamiento de los tranques y que, por medio del diálogo, se llegue a un consenso sobre los temas que se discuten.

«Se están equivocando porque llegará un momento que perderán la simpatía de quienes andan detrás de ellos. Las familias deben de rechazar esto porque esto perjudica a todos», planteó Suárez.

Mario Asensio, legislador por el PLI llamó a los participantes del diálogo a proponer planteamientos que abonen a la paz y estabilidad del país.

«Los estudiantes han mantenido una posición muy radical, entiendo que el diálogo debe ayudar a una salida pacífica, armoniosa, a como el Santo Padre lo ha dicho, donde afirma que el diálogo no es para el sometimiento de una de las partes, tiene que haber tolerancia y acuerdos ponderados», dijo Asensio.

Acciones desestabilizadoras con impacto negativo en la economía nicaragüense

Aseguró que los tranques violentan los derechos de las familias nicaragüenses, y por tanto deben desaparecer, porque afecta la economía del país y el sustento diario del país.

El profesor José Antonio Zepeda, considera que Nicaragua necesita regresar a la paz, como mecanismo para el desarrollo y la justicia.

«Como familias queremos y aspiramos siempre a estar en condiciones adecuadas para poder desarrollar ese esfuerzo que hacemos como nicaragüenses y cuando vos obstruís, cuando pones situaciones en lo cual limita mi derecho a movilizarme y tener acceso a la escuela, al centro de salud o al mercado, estas violentando el respeto a la personas y aquí se ha perdido ese respeto por parte de los que creen tener la razón y no entienden que todos tenemos la razón, que queremos la paz», dijo Zepeda.
mem/ybb

también te puede interesar