Diálogo y Paz

Ratifica Partido Comunista Italiano solidaridad con Nicaragua

Asimismo, se denuncia el plan de desestabilización emprendido por sectores de la derecha

Ratifica Partido Comunista Italiano solidaridad con Nicaragua
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Partido Comunista Italiano emitió un comunicado de apoyo al pueblo y Gobierno nicaragüense. Asimismo, se denuncia el plan de desestabilización emprendido por sectores de la derecha, como parte de la injerencia imperialista, que intenta convertir nuevamente a los países de América Latina en el patio trasero de Estados Unidos.

“El Partido Comunista Italiano manifiesta su plena y completa solidaridad con el gobierno legítimo del presidente Daniel Ortega, con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, con el pueblo nicaragüense”, expresa el comunicado.

A continuación, ofrecemos de forma íntegra el comunicado:

AMÉRICA LATINA Y LA CAMPAÑA IMPERIALISTA: INTENTO DE GOLPE SUAVE EN NICARAGUA

Comunicado de prensa

De Giusi Greta Di Cristina

Hay certezas que se convierten de inmediato en el centro de la atención cuando se analizan los eventos latinoamericanos: el primero es la incapacidad, ya sea intencional o no, de nuestros medios de comunicación de contar los hechos respetando la verdad; por otro lado, la incapacidad, absolutamente deseada, de los EE.UU. de aceptar que un Estado latinoamericano pueda crecer, desarrollarse y evolucionar sin pedir permiso a Washington D.C.

Por otro lado, para los Estados Unidos es imposible renunciar a sus pretensiones de tener en América Latina su jardín de casa, un conjunto de territorios ricos en materias primas y mano de obra para explotar, para ser transformados en centros para el tráfico de drogas y la prostitución.

¿Cuántas veces en los últimos meses hemos tenido que evidenciar el recrudecimiento de ataques violentos para destruir a gobiernos progresistas y desestabilizar a los países más florecientes y pacíficos, desafortunadamente, para los USA, independientes de los dictados estadounidenses?

Y aquí está que el guión regresa puntualmente, idéntico, como en el caso de Nicaragua, que en los últimos días ha sufrido un levantamiento violento que afectó a todo el país con los mismos procedimientos que los «guarimbas» ya tristemente conocidos por nosotros por el uso, el año pasado en Venezuela, de los llamados «rebeldes callejeros», los hijos de la extrema derecha y el clasista.

Igualmente está sucediendo en Nicaragua, el país gobernado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional dirigido por el presidente Daniel Ortega. Nicaragua es el país centroamericano que más ha crecido en términos de economía, turismo, derechos sociales y educación en la última década.

Desde el 19 de abril, grupos armados y violentos han golpeado al país, herido, matado, han incendiado hogares sandinistas y saqueado pequeños negocios.

La «protesta» estalló después de que el Gobierno decidió actuar sobre la situación del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS): en consecuencia, de las protestas, el Gobierno decidió de inmediato revocar la ley.

En resumen, incluso en Nicaragua, al final, la protesta -violenta, violentísima- se resuelve con la solicitud de terminar con el gobierno socialista para preferir a uno que le guste a Trump y sus asociados.

Golpe blando: es así que viene llamado este tipo de golpe que, desde hace algunos años, se está afianzando en América Latina, donde los tanques son reemplazados por falsas protestas organizadas por la extrema derecha financiada por los EE. UU., Cubiertos por la OEA que – incluso en el caso de Nicaragua – se comprometió de inmediato a reunirse para desenmascarar los últimos crímenes de lesa humanidad, esta vez cometidos supuestamente por los sandinistas.

Lástima que, como en Venezuela y Brasil, entre los civiles y soldados heridos y asesinados, vienen falsamente mencionados como aquellos que han provocado las protestas.

Golpe Suave en América Latina. Primaveras árabes en África. Liberación en Siria. Cambia el nombre, pero sigue siendo el mismo guión.

Por otra parte, es suficiente observar quiénes son los Estados extranjeros que se despojan de sus ropas frente a estos gobiernos legítimos para comprender las mentiras, hábilmente transmitidas por medio de información siempre serviles al Imperio.

Es de esto que se trata…

Los cubanos nos lo recordaron hoy, durante la maravillosa y poderosa procesión del Primero de Mayo, El Día Internacional del Trabajador: el Imperio quiere someter a América Latina, para cancelar el desarrollo económico y político y también cancelar el largo camino hecho para liberarse de la dominación imperialista de EE.UU. y hacia la construcción del socialismo.

La Argentina del empresario millonario Macri, Brasil del golpe fraudulento Temer, la Colombia del siervo de los Estados Unidos, Santos: ¿qué pueden ser si no la representación de los avanzados intentos de Estados Unidos de retomar su hegemonía?

¿Cuál será el próximo país en ser atacado?

El gobierno sandinista está logrando, por el momento, restablecer una situación de tregua en el país. El presidente Ortega ha llamado a las fuerzas económicas y sociales a la responsabilidad y a la búsqueda del diálogo y la paz, pero sin ninguna intención de ceder el paso a los derechos que intentan imponerse a través de la violencia.

En un continente que está experimentando transformaciones diarias que a menudo no son pacíficas y libremente elegidas, nos corresponde a nosotros los comunistas no olvidar el verdadero rostro del imperialismo, que revela a través del capitalismo y el fascismo, sus expresiones.

Solo un análisis antiimperialista correcto puede salvarnos en cometer errores de valoración que, en el pasado, pero también en el presente, pueden llevarnos a tomar posiciones que pueden beneficiar al enemigo y a sus Estados vasallos.

El Partido Comunista Italiano manifiesta su plena y completa solidaridad con el gobierno legítimo del presidente Daniel Ortega, con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, con el pueblo nicaragüense – nuestro hermano, con la Embajada de Nicaragua en Italia, con la Embajadora Mónica Robelo.

¡Qué viva la revolución sandinista!

¡Qué viva el pueblo de Nicaragua!

ale/ana

también te puede interesar