Nicaragua

Rosario: Creemos como cristianos en el amor al prójimo y el bien común

La Compañera Rosario instó a evitar agendas políticas que no representan el bienestar del pueblo nicaragüense

Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo
Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo llamó a todo el país a mantener la paz y a no hacer caso a grupúsculos con pésimas intenciones que solo buscan desestabilizar el país y tratar de borrar todo lo que hasta hoy se ha logrado, con esfuerzo y mucho sacrificio.

Creemos como cristianos en el amor al prójimo, el bien común, destacó.

Nuestro país vive en desarrollo, armonía y amor al prójimo. Eso lo tenemos que cuidar, resaltó en su alocución de este mediodía, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Reconoció que en estos días discutimos temas complejos y difíciles, pero tenemos que defender el derecho a la justicia de las mayorías, dijo en referencia a las nuevas reformas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) para que todos en el país, sin distinción, podamos gozar de los mismos beneficios y derechos.

“No nos dejemos manipular por unos pocos que responden a los intereses de una minoría que se han dedicado a desarrollar agendas políticas mezquinas y egoístas para actividad sus propuestas que no coinciden con la cultura, voluntad y determinación de la familia nicaragüense de ir adelante en la bendición de la unidad”, apuntó.

La Vicepresidenta instó al pueblo a no creer esas agendas de mediocres que no piensan en nuestra historia de lucha y dolor para ganar en la confusión que ellos mismos producen. Los nicas queremos trabajar en paz.

Las agendas egoístas no nos sirven a Nicaragua, aseveró y agregó que el derecho a la justicia reconocido es la paz.

¡Que tristeza nos da la manipulación de minúsculos grupos que azuzan y desestabilizaban para destruir Nicaragua! Hemos hecho esfuerzo enorme para instalar país en armonía, tranquilidad, trabajo, tranquilidad y no violencia.

Resaltó que esos esfuerzos están siendo violentados por quienes atentan contra la paz y el desarrollo con agendas políticas tóxicas y llenas de odio.

“Debemos hacer llamado a esos promotores de la violencia, que con cobardía y premeditación se ocultan de las cámaras para solamente proclamar como culpables a quienes en legítima defensa defienden su derecho.

No reflejan a los agresores y ponen a los agredidos como agresores, no representan el sentimiento de paz, trabajo y cariño del pueblo nicaragüense que tanto ha sufrido la guerra”, destacó.

Se refirió Rosario a que en nuestra nación sufrimos los conflictos y no queremos volver atrás. “Hemos construido y trabajado para afianzar la paz creado un clima de armonía social que intentan destruir con maldad y mezquinad esos grupos que tienen mezquinos derechos”.

No queremos un país degradado por la violencia. “Vomitan falta de fe de reconocimiento y odio a la familia, a las devociones y creencias sagradas que acá prevalecen”, afirmó.

“Esos que manipulan se lanzan contra las iglesias, los pastores, sacerdotes, la familia. Son los que en todo momento han querido convertir a Nicaragua en un campo de guerra. Van contra nuestra manera de pensar, actuar”.

En ese sentido, recordó que el Cardenal Leopoldo Brenes envió anoche un mensaje a todo el pueblo nicaragüense llamando a la paz. “Su llamado coincide con lo que las familiares nicaragüenses queremos: el NO a la violencia y que se presenten los verdaderos promotores de estos conflictos, porque no los hemos visto”.

¿Por qué vamos a permitir que sigan provocan y agitando las aguas para pescar con intenciones mezquinas para generar ganancia para esos pocos, cuyo egoísmo no tienen límites?, se preguntó Rosario.

Vamos adelante y todos juntos porque esta corrupción de pensamientos y malas intenciones no pueden negar el caos y negarnos la tranquilidad que gracias a Dios tenemos.

Amor a Nicaragua y NO a la violencia, a todo lo que empañe el blanco de nuestra bandera y el azul de nuestro cielo que solo quiere paz para vivir, respirar, luchar por la vida, para que nada empañe la gloria de esta tierra bendita.

Si a la paz, el amor y el respeto. Unidos somos paz y progreso.

Tenemos que seguir trabajando juntos para que el honor, la paz y el desarrollo sigan siendo dignos laureles de un pueblo digno que jamás será vencido.

Llamó a mantener el diálogo social para garantizar ir adelante como hemos hecho en los últimos años. En seguridad, armonía y reconocimiento de nuestra condición de hermanos.
mem/ybb

también te puede interesar