Nicaragua

Unesco ofrece colaboración técnica para paliar efectos del incendio en Reserva Indio Maíz

Aseguró que los incendios forestales constituyen una amenaza latente para las reservas de biosfera

Incendio en Reserva Indio Maíz
Incendio en Reserva Indio Maíz |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ofreció a Nicaragua una colaboración técnica para paliar los efectos del incendio en la reserva biológica Indio Maíz.

A continuación, el comunicado del organismo:

La UNESCO propone a Nicaragua colaboración técnica para paliar efectos del incendio en la Reserva Indio Maíz:

La UNESCO lamenta el terrible incendio que está afectando a la Reserva Indio Maíz, parte de la zona núcleo de la Reserva de Biosfera de Río San Juan en Nicaragua.

De 2003 a 2012 se ha quemado anualmente un promedio de 341 millones de hectáreas, o el 2,6% de toda el área de tierra. En el mismo período de tiempo, un promedio de alrededor de 67 millones de hectáreas o 1,7% de las tierras forestales se han quemado cada año. Casi toda el área quemada en Norte y Centro América (5 millones de hectáreas) era tierra forestal.

El Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) y la Oficina de la UNESCO en San José se encuentran actualmente en contacto con el gobierno de Nicaragua y han ofrecido apoyo al país para colaborar principalmente en las posibles actuaciones de recuperación del ecosistema afectado, así como a través de capacitaciones sobre herramientas, metodologías y buenas prácticas de gestión y prevención de incendios forestales.

El fuego es claramente una de las fuerzas más dominantes que afecta a la superficie terrestre y contribuye a la degradación de los bosques en gran parte del planeta.

Dado que los incendios tienen impactos catastróficos a nivel social, económico y medioambiental, la UNESCO presta suma atención a esta temática.

Diversas reservas de biosfera de la UNESCO situadas en América Latina han sido afectadas por incendios forestales en estos últimos años: Torres del Paine (2011) y Araucarias (2016) en Chile, Maya, en Guatemala en 2016, Darién, en Panamá, en 2016 y Volcán Tacaná, en México, en 2018.

Entendiendo que los incendios forestales constituyen una amenaza latente para las reservas de biosfera, el Programa sobre El Hombre y la Biosfera de la UNESCO (MAB) ha empezado a trabajar esta temática con los países. En septiembre de 2017, el primer “Taller Internacional sobre Lecciones Aprendidas y Buenas Prácticas en Incendios Forestales en Reservas de Biosfera”, celebrado en Santiago de Chile, ya apuntó algunas pistas en ese sentido.

A través de este tipo de talleres, el Programa MAB apoya a sus reservas de biosfera a través del intercambio de experiencias y buenas prácticas en prevención de incendios, la puesta en práctica de soluciones sostenibles ante los incendios forestales, el trabajo con las comunidades y el intercambio de las mejores experiencias en restauración ecológica post incendios forestales.

Una de las conclusiones del taller celebrado en Santiago de Chile fue la inminente necesidad de elevar esta temática a uno de los ejes de trabajo dentro de la Red Mundial de Reservas de Biosfera y específicamente a la Red IberoMAB, para poder aumentar las capacidades en la gestión de riesgos, disponer de nuevas herramientas para informar y educar a las comunidades sobre esta temática, y apoyar el trabajo asociativo de los diferentes actores, especialmente la sociedad civil y el gobierno.

La UNESCO ha manifestado también a Nicaragua que discutirá esta temática durante la próxima reunión de la Red IberoMAB (Santa Marta, Colombia, mayo de 2018) para poder encontrar soluciones y medidas de apoyo a los países cuyas reservas se vean afectadas por incendios forestales.

mem/ele

también te puede interesar