Nicaragua

Ineter atento a actividad sísmica

Este año se trabaja en la ampliación del circuito de estaciones sísmicas en Managua hasta llegar un total de 25 estaciones instaladas

Sismos
Sismos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los especialistas del Ineter destacaron que como Nicaragua es un país altamente sísmico debe mantenerse una vigilancia permanente de la actividad sísmica, así como el estudio de los fenómenos que genera para orientar y alertar a nuestro pueblo sobre los riesgos y las maneras de proteger la vida.

En este sentido, advirtieron sobre la importancia de fortalecer los planes familiares ante desastres.

Por su parte, el Ineter implementa un grupo de actividades para el fortalecimiento de las capacidades nacionales de respuestas y vigilancia ante terremotos, entre ellas la ampliación del circuito de estaciones sísmicas en Managua hasta llegar a un total de 25 estaciones instaladas, la planificación de simulacros multi-amenazas renovados, la publicación del GeoPortal de Mapas Interactivos de Vulnerabilidades y Amenazas Naturales, donde se  presentan las principales amenazas a los que se exponen las familias.

También avanza en el desarrollo de proyecto “Centro de Asesoramiento de Tsunamis en Centro América (CATAC)” con ayuda de la cooperación japonesa, y la formulación y pronto inicio de la Fase II del proyecto “Alerta Temprana ante Terremotos” con la ayuda de la cooperación suiza, el cual también fortalece las capacidades científicas y de vigilancia de Ineter.

La mayoría de los sismos registrados por la Red Sísmica Nacional se deben mayormente al círculo de fuego localizado frente a la costa del Pacífico, donde la placa Coco subduce bajo la placa Caribe, si bien es cierto que ocurren muchos movimientos debido al fallamiento local y por la actividad volcánica.

Los especialistas del Ineter explicaron que a pesar de los avances de la tecnología y el desarrollo científico, no se puede predecir el momento de ocurrencia de un sismo o su magnitud, por eso es de vital importancia mantener la vigilancia permanente y contar con la preparación necesaria para proteger la vida.

Agregaron que nuestro país, al estar ubicado en el cinturón de fuego, cuya extensión es de más de 40 mil kilómetros y recorre decenas de país, está sujeto a una intensa actividad sísmica y volcánica.

En esta zona, que concentra más del 80 por ciento de la sismicidad mundial, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, se registraron entre los años 2015 y 2017 más de 14 mil sismos mayores a 4.5 grados.

ale/ana

también te puede interesar