Nicaragua

El General de Hombres y Mujeres libres alzó su voz por el campesinado nacional

A 84 años de su muerte hoy su legado es más fuerte

Trabajoespecial-Niquinohomo-Productores-2
Sandino alzó su voz por el campesinado nacional |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Es el General Augusto C. Sandino, de la tierra del valle de los guerreros, Niquinohomo, quien un día dijo: “Mi mayor honra es surgir del seno de los oprimidos que son el alma y nervio de la raza”, palabras que junto con sus acciones lograron calar en los campesinos que hoy luchan cada día para alcanzar su sueños.

Inmortales fueron sus palabras que hoy en pleno siglo veintiuno siguen transformando la vida de los campesinos.

La tierra, aquella heredada por los antepasados fue saqueada y oprimida junto a los campesinos que se vieron sometidos por la burguesía. En ese momento Sandino alzó su voz para crear un 27 de agosto de 1932 la primera cooperativa de obreros y campesinos.

Este modelo se ha extendido a toda la nación. Niquinohomo, tierra que vio nacer al General de Hombres y Mujeres Libres no es la excepción.

Hombres y mujeres trabajan la tierra, unidos y con el propósito de cosechar alimentos de calidad, a precios justos y garantizando la distribución equitativa de semillas a los demás agricultores.

Ernesto Pavón, de la cooperativa “Banco Comunitario de Semillas El Portillo», de apenas un año de creación es uno de los cuatro socios que sembraron una manzana de frijoles que cosechó 27 quintales. Algo poco usual en estos tiempos de cambio climático.

Aguacates, mandarinas, yucas, naranjas, maíz y plátano, son algunos de los productos que cultivan en la comunidad “El Portillo”.

«Somos un grupo que nos unimos en las escuelas de campo y desde ahí nos quedamos asociados, el resultado de esta producción ha sido la unión. La visión del General Sandino hizo que los campesinos trabajemos sin perder, seguir luchando y hacer una cooperativa más grande y eso queremos si Dios lo permite», apuntó Ernesto Pavón.

La producción ha sido mejor gracias a la asistencia técnica del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), además, el gobierno de China-Taiwán a través de su programa de asistencia a agricultores ha brindado a esta cooperativa insumos, semillas, silos metálicos para almacenar granos, bombas de mochila, herramientas y asistencia.

Por su parte, Karla Flores, también de la cooperativa Banco Comunitario de Semillas «El Portillo” afirmó que los ideales del General están presentes en esta cooperativa.

«El banco de semilla es para beneficiar a más productores con semillas de buena calidad y venderlas a un precio solidario; queremos tener una diversidad en la parcela por ello trabajamos varios rubros que vendemos en el mercado».

En la comunidad Justo Romero en Niquinohomo, desde hace más de diez años, José Dimas Estrada es parte de la cooperativa “Héroes y Mártires de San Francisco del Norte”.

Se dedican especialmente al cultivo de cítricos (naranjas, mandarinas y limones), tubérculos y semillas.

«El ideal del General Sandino era que la tierra fuera explotada por el campesino y no la tuviera la burguesía, recuerdo que mi abuela me contaba que eran los burgueses los que tenían hasta 120 manzanas y él (Sandino) luchó para que no fuéramos despojados, la Revolución vino a cambiar todo y pasó la tierra a los pobres», recordó José Dimas.

«Hoy los campesinos tenemos un cambio de vida, al fundarse las cooperativas podemos trabajar juntos, en nuestro caso la cosecha de naranjas va de 50 a 60 mil córdobas, eso es una excelente ayuda».

En esta cooperativa trabajan la tierra veinte socios que siguen el legado del General Sandino de emprender, aprender y prosperar, que hoy ha fortalecido el gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo.
mem/ybb

 

 

también te puede interesar