Nicaragua

Un sitio donde se salva el amor

El Ministerio Unidos por Siempre ayuda a las parejas a mantener su matrimonio

ministerio-parejas-(9)
Ministerio Unidos por Siempre |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La convivencia de las parejas trae consigo desavenencias inevitables entre los cónyuges que la mayoría de las veces se pueden resolver con buenos deseos, mucho empeño, respeto y la ayuda especializada.

Y en el auditorio del Colegio Teresiano está el sitio perfecto, con los especialistas necesarios que le ayudan a salvar sus matrimonios.

Fundado hace 11 años, el Ministerio Unidos por Siempre, es una comunidad laica “cristocentrica” que trabaja con seis mil parejas en todo el país, y cuenta con capítulos en todos los departamentos.

Su misión es acercar a las parejas que han tenido graves problemas en sus relaciones para devolverles la paz y el amor a sus hogares.

Todo comenzó con la historia de Luis y Aura, un matrimonio de 37 años, cuyos primeros 17 años fueron una tortura para la relación.

Infidelidad, alcoholismo, desconfianza y engaño, son los elementos que deterioraron a la pareja que estuvo a punto de separarse de forma definitiva.

Pero hace 20 años, en 1998, Luis puso fin a los años de calvario y logró salvar su relación.

“Recibí un toque de Dios, recibí el llamado de Dios que ha puesto en mi corazón el deseo de trabajar por la familia, por los matrimonios, empezando por el mío, que era un matrimonio que no servía, estaba lleno de faltas, lleno de adulterio, lleno de alcohol y de engaño”, relata el esposo.

Su matrimonio se salvó, pero la historia no terminó ahí. Luis y Aura dieron a conocer esa historia a otras parejas que no encontraban la luz y así fue corriendo la voz que resultó en la fundación del Ministerio Unidos por Siempre, que trabaja con los matrimonios partiendo de la palabra de Dios.

Hace 11 años comenzamos a trabajar de manera más organizada. Dios nos puso esto en nuestro camino y corazón para ayudar a otros a que no toquen fondo, dice Luis.

El propósito del Ministerio es seguir fortaleciendo a las parejas, motivándolos a experimentar nuevas formas de convivencia donde la violencia intrafamiliar no exista, siempre motivada por el amor a Dios.

De las miles de parejas que conforman este ministerio, María Medina y Héctor Silva, son otro ejemplo vivo de que con la esperanza puesta en Dios, todo matrimonio se puede salvar.

“El Ministerio después de Dios, ha sido parte fundamental en nuestras vidas, porque aquí fue donde conocimos a Jesucristo”, señala María Esther.

“Yo también he perdonado a mi esposa y aquí hemos conocido a un Dios verdadero, que nos ha llenado de paz, de amor y de perdón sobre todo, la familia es la parte de la vida y hemos decidido amarnos, respetarnos. Ahora todo lo que hacemos lo hacemos sobre la base cristiana”, relata Héctor.

Si usted quiere asistir a estos encuentros del Ministerio Unidos por Siempre, pueden comunicarse con Luis Rodríguez a los teléfonos 88554935 / 88530957.
mem/ybb

también te puede interesar