Nicaragua

Copicentro Bluefields: un emprendimiento para “copiar”

Este negocio se dedica al bordado, serigrafías, imprenta y fotocopiadora

16298436_1093293477459744_1417258456087876358_n
Copicentro Bluefields |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

En Bluefields Hugo Armando Torrentes y su esposa manejan un negocio bien rentable y necesario para la comunidad, pero además amigable con el medio ambiente. Ha ido creciendo gracias a la sumamos disciplina, dedicación, constancia y sobre todo sacrificio que le impone

Según recuerda Armando, después de graduarse como ingeniero electrónico los ingresos que generaba no eran suficientes y decidió emprender su propio negocio. Con ahorros del matrimonio, abrieron un  cybercafé que además ofrecía servicios de imprenta y fotocopiadora que luego fue creciendo.

Así nació hace 20 años Copicentro Bluefields, dedicado al bordado, serigrafías, imprenta y fotocopiadora.

Sostuvo que debido a los problemas de electricidad, buscó una alternativa para no detener la producción del negocio.

“Me aventuré y aposté a la energía renovable y ahora tengo 28 paneles con seis kilowatts solar y también tengo un kilowatts en eólico que ha sido de gran importancia, porque ahora no me atraso en los trabajos que debo entregar a los clientes”, resalta.

Hugo reconoce que el surgimiento de nuevos emprendimientos se debe a que Bluefields ha ido avanzando y creciendo en diferentes áreas.

“Un gran avance es la construcción de la Carretera que nos une al Pacífico y que nos facilita en la compra de insumos; ahora todos los productos que yo utilizo vienen directo, sin ningún contratiempo. Antes era un procedimiento complicado, en el que muchas veces se me dañaba el producto”.

Su esposa Maryuri Delgadillo, administradora del negocio, recordó que hace 10 años formaron parte del “proyecto 80/20” que promueve el Buen Gobierno a través del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca).

“Aplicamos para una máquina bordadora y un equipo de serigrafía y fuimos beneficiados con el 80/20, es decir del valor total de la máquina, el gobierno nos brinda el 80 por ciento”.

Afirmó que a partir de esa ayuda mejoraron la producción y les permitió ampliarse y cumplir con los pedidos, ya que cubren la RAACS y clientes en el Caribe Norte en Puerto Cabezas.

En maquinarias el negocio cuenta con 17 cabezas bordadoras y un taller completo de serigrafía, con capacidad para hacerle frente a cualquier pedido. Este emprendimiento genera ocho empleos fijos y empleados indirectos.

Maryuri agregó que la serigrafía es un negocio constante. Sobre el cyber, afirma que, aunque mantienen el negocio, ahora hay más acceso al internet con teléfonos inteligentes y los parques wifi gratuitos que ha puesto el Gobierno.

“Bluefields tiene un gran potencial para crecer y es excelente que los emprendedores busquemos como salir adelante”.

Las metas de esta pareja es seguir avanzando, seguir creciendo y reinventarse siempre de la mano de la tecnología, generando más empleo y aportando al avance de Bluefields.
mem/ybb

también te puede interesar