Nicaragua

¡Y se hizo la luz en La Florida!

Un clic los teletransporta a un mundo paralelo nombrado Felicidad

electrificacion-madriz
San Juan del Río Coco en Madriz, reciben proyecto de electrificación | vivanicaragua

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Domingo. 14 de enero de 2018. Parte del territorio nicaragüense es azotado por un fuerte Frente Frío. Otras zonas, en cambio, reportan altas temperaturas. Managua, la ciudad capital, se mueve al ritmo de siempre. Sus pobladores visitan los centros recreativos y bailan al compás de la música.

Reina la tranquilidad en Nicaragua. Recién iniciamos el año y en cada hogar afloran los sueños. Hoy, la tierra de Sandino es un manojo de sueños y muchos de ellos, con el tiempo, se cumplirán. Bien saben eso en La Florida.

La Florida cubre un espacio bastante recóndito dentro del mapamundi. Geográficamente hablando, lejos está del estado ubicado más al sureste de los Estados Unidos, que tiene playas hermosas y hoteles lujosos. La Florida de Rubén Darío y de nuestros héroes y mártires está ubicada en el Sector de Bálsamo Abajo, que pertenece al municipio de San Juan del Rio Coco, Madriz.

Madriz –que nada tiene que con la revista española surgida en los años del boom del cómic adulto- es uno de nuestros departamentos. Madriz acoge pletórica de orgullo a La Florida, la zona donde las fantasías se cumplen y las quimeras se hacen realidad.

Los pobladores de La Florida pinolera viven desde este domingo capítulos nuevos para sus historias individuales, y también colectivas. Una red de menos de cinco kilómetros hace la diferencia, una diferencia que establece un antes y un después en la realidad de esta comunidad.

Sus habitantes fueron protagonistas del arribo de la energía eléctrica. Los números esta vez no son fríos y señalan que 594 personas y 99 viviendas cambiaron sus ritmos de vida y un clic los teletransporta a un mundo paralelo nombrado Felicidad.

Todo será más fácil: los quehaceres diarios, transitar de noche, estudiar, dormir, soñar. Será posible, ciertamente, soñar despierto, con la inasistencia de las sombras. La oscuridad quedó atrás; es parte del pasado vivido orgullosamente y no existe en el presente de las fantasías tangibles. Un clic lo cambió todo.

La luz en La Florida se resume en cinco palabras: esfuerzo, creación, agradecimiento, emoción y certeza. Todo esto nos lleva a la felicidad, al convencimiento oportuno de que todo es posible, cuando los sueños persisten. Sea, entonces, bienvenido a La Florida, la comunidad de las luces.
mem/jos

también te puede interesar