Nicaragua

Rosario: El 2017 ha sido un año de mucha bendición, esfuerzo y muchas victorias

Convocó a los nicaragüenses a pensar mucho, y a pedirle a Dios que siga derramando sobre nuestra Patria bendiciones, unidad, tranquilidad, seguridad, trabajo y paz, prosperidad

181339
FSLN |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, valoró que el 2017 ha sido un año de mucha bendición, mucho esfuerzo, de éxito y de muchas victorias. Asimismo, expresó que para el 2018, los nicaragüenses, sin importar la dimensión del reto o del desafío, siempre conectemos con esa energía poderosa del alma de nuestro pueblo y frente a cualquier provocación los legados extraordinarios de Darío, de Sandino, los ejemplos de Carlos, de Tomás y del liderazgo innovador de Daniel nos den la fuerza, la serenidad, la visión indispensable para trascender y vencer.

Ahora vamos al 2018, el año del 39 aniversario de la Revolución. Después del 19 de julio entramos al año 40 de la Revolución. Cuánto tiempo transcurrido, cuántas luchas, cuánta vida, cuánto empeño en salir adelante en nuestra Nicaragua bendita, unida y siempre libre, expresó.

La Compañera Rosario Murillo convocó a los nicaragüenses a pensar mucho, reflexionar y a pedirle a Dios que siga derramando sobre nuestra Patria bendiciones, unidad, armonía, tranquilidad, seguridad, trabajo y paz, prosperidad.

Vamos a pedirle mucho a Dios para que podamos seguir pensando y actuando con serenidad, gracia e inteligencia y valentía en esta nuestra Nicaragua de fe, familia y comunidad, señaló.

Todos los nicaragüenses sabemos de lucha y de honor y sabemos que somos un pueblo de mucha vitalidad, laborioso, porque así es como vamos adelante, a lo largo de la historia con capacidad, visión, con nuestra experiencia, aseguró.

Hemos podido conectar con las dificultades para enfrentarlas con valentía, y conectar con los éxitos, para que no nos vuelvan vanos, vanidosos, y para que la humildad sea en todo momento sabiduría y fortaleza. Esa sabiduría y fortaleza que recibimos con gratitud del Dios de todas y todos, en esta nuestra Nicaragua donde tenemos tanto que hacer, tanto por construir y tanto sentimiento profundamente positivo, tanta emoción positiva, tanto agradecimiento, afirmó la Compañera Rosario.

Rosario manifestó que el pueblo nicaragüense está unido por la fe, la familia, la comunidad, y que las bondades que Dios derrama sobre cada uno, sobre nuestras familias, nuestros pueblos, son generosidad divina que recibimos con alegría para seguir construyendo, lo nuevo, lo milagroso, lo portentoso, que nos llega de su mano y que nos ha distinguido en todos los tiempos.

Mañana 31 de diciembre y el 1ro de enero en los templos, en los hogares, en los centros de trabajo, los mercados, las comunidades y pueblos y los campos de esta Nicaragua de luz y de verdad, de amor y paz, la energía vigorosa de nuestras sagradas creencias nos mantienen fuertes y seguros, invocando al altísimo todos los días para que nuestro espíritu, nuestra conducta, nuestra vida sea cada vez más cristiana, cada vez más socialista y solidaria, indicó.

Rosario expresó: Que reine Jesús por siempre. Que reine en nuestros corazones, en nuestra Patria, en nuestro cielo y suelo. Que Jesús nos dé la fuerza para ver realizados nuestros sueños y anhelos a lo largo de este 2018, que juntos haremos de paz y más victorias, de trabajo, avance y bienestar para la familia nicaragüense, que la felicidad de servir a nuestro pueblo, de servir a la comunidad, de amar al prójimo, sea la felicidad de vivir en nuestra Nicaragua con confianza y tranquilidad, con trabajo y diálogo permanentes que confirmen la alegría y la paz.

Todos nos sentimos reunidos en Cristo Jesús. Los católicos también en nuestra madre María porque Nicaragua seguirá siendo este suelo y este cielo lindo, este suelo donde todos nacimos y vivimos y todos nos llamamos a crear y prosperar. Buen año a toda la familia nicaragüense. Buenos caminos y que todo lo que hagamos se agradable a los ojos de nuestro Señor, nuestro creador, deseó la Compañera Vicepresidenta.

Mañana cuando estemos reunidos en familia, cuando celebremos el fin de un año bueno, e invitemos al año nuevo que sea un año todavía mejor, para que entre la fantasía, la creatividad, la innovación, la capacidad, la fortaleza y el espíritu del bien común a nuestros hogares y a los espacios donde estemos reunidos. Que entre la bondad, la generosidad, que entre Dios nuestro Señor, en nuestros corazones y que esté, permanezca, se muestre, en todo lo que hagamos. Que servir a nuestro pueblo y servir con amor en la comunidad, a la familia, que amar al prójimo sea la premisa válida todos los días en esta Nicaragua de luz, vida y verdad, de amor, de fe, de familia, de comunidad en el año 2018, manifestó Rosario.

En su intervención afirmó que nuestro Comandante Daniel abraza a cada familia. “En cada hogar recibamos, unámonos en el abrazo con nuestro Presidente porque estamos todos juntos, unidos trabajando en protagonismo y en pueblo presidente para que en Nicaragua, no importa la dimensión del reto o del desafío, siempre conectemos con esa energía poderosa del alma de nuestro pueblo y frente a cualquier provocación los legados extraordinarios de Darío, de Sandino, los ejemplos de Carlos, de Tomás y del liderazgo innovador de Daniel nos den la fuerza, la serenidad, la visión indispensable para trascender y vencer”, señaló.
mem/ana

 

también te puede interesar