Nicaragua

Caña de azúcar y café salen ilesos de las lluvias

En Rivas está todo listo para iniciar en las próximas semanas las cosechas de ambos rubros  

Producción de azúcar
Cañaverales |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Las lluvias que afectaron al país la semana y especialmente al departamento de Rivas, ocasionadas por la tormenta tropical Nate, afortunadamente no afectaron los cañaverales ni las plantaciones de café, según explicaron las autoridades de ambos ramos.

Mario Amador, Gerente General del Comité de productores de Azúcar (CNPA), explicó que la caña de azúcar tiene la ventaja que cuando está en su etapa de desarrollo, las lluvias solo la afectan parcialmente y tras el paso de las precipitaciones recuperan su virilidad.

“Vamos a tener en un futuro cercano una caña recuperada con un buen desarrollo y una zafra históricamente buena”, señaló.

Estimó que la cosecha azucarera arrancará en los primeros diez días de noviembre y según las proyecciones andará entre los 17 y 18 millones de quintales.

Agregó Amador que a pesar de los avances en la mecanización de los ingenios azucareros, ni una persona ha sido desplazada de su labor de trabajo, más de 35 mil de manera directa y más de 150 mil de forma indirecta.

En caso de que las tecnologías avancen aún más y se tenga que prescindir de algún trabajador, se buscarían alternativa para los cesantes se dediquen a otros actividades productivas agrícolas, señaló el titular de la CNPA.

En tanto, las plantaciones de café de Rivas tampoco sufrieron grandes estragos por las lluvias. El corte pleno de café comenzará a finales del mes de octubre y comienzo de noviembre, se requerirán entre 300 y 400 mil cortadores para esta temporada.

Se espera una cosecha de 3. 2 millones de quintales, una producción récord no vista en décadas, señalaron fuentes gremiales del grano de oro.

Aunque, según advirtió José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café, hay que estar atento del cambio de condiciones climatológicas porque puede propiciar el desarrollo de la roya.

Para que este mal se propague solo son necesarias que converjan las altas temperaturas y la humedad. “Esa es la condición ideal para el desarrollo del hongo, que haya calor y humedad juntos”, aclaró.
mem/ybb

también te puede interesar