Nicaragua

Diplomático mexicano agradece apoyo del Gobierno y pueblo de Nicaragua

El señor Oscar Antonio de la Torre expresó que el ejercicio de defensa de la vida logró salvar miles de vidas ante el devastador terremoto

Encargado de negocios de la embajada de México en Nicaragua, Sr. Oscar Antonio de la Torre
Encargado de negocios de la embajada de México en Nicaragua, Sr. Oscar Antonio de la Torre |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

“Lamentablemente tenemos la pérdida de vidas de mexicanos”, expresó este miércoles el encargado de negocios de la embajada de México en Nicaragua, Sr. Oscar Antonio de la Torre.

Sobre el terremoto de 7.1 grados que afectó al territorio mexicano, señaló que “se han salvado cientos de vidas al desenterrar a gente que quedó sepultada”.

Manifestó que lo paradójico resulta que casualmente dos horas antes del intenso temblor se había hecho un simulacro para conmemorar el movimiento telúrico ocurrido hace 32 años.

“En el momento en que se presenta esto (el fenómeno telúrico) pues ya la gente tiene su involucramiento y sus áreas y gracias a ello se logró no tener un saldo mayor de muertos, aunque reconocemos que puede incrementarse el número porque todavía no terminan las obras de rescate”, apuntó.

Durante sus declaraciones, el diplomático agradeció a nombre del gobierno de México “el mensaje de solidaridad y acompañamiento que tanto el Presidente de la República, el Comandante Daniel Ortega, como la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo han hecho para nuestro pueblo y gobierno”.

Asimismo, reconoció la solidaridad del pueblo nicaragüense que se ha manifestado con interés en apoyar para “ayudarnos a resolver este trance que tenemos”.

Por su parte, el exembajador de México en Nicaragua, Gerardo Camacho, refirió que le impresionó ver los videos y las transmisiones internacionales que muestran cómo se volcó la solidaridad de su pueblo para ayudar a sus propios hermanos.

Llamó la atención que los edificios modernos tienen una mayor seguridad y “por eso yo confío mucho en los arquitecto e ingenieros mexicanos que también están construyendo en Nicaragua. Ellos en los últimos 25 años han construido edificios maravillosos”.

Camacho hizo referencia a que especialmente las escuelas construidas en los años 60 y 70 fueron diseños de ingenieros contratados por los gobiernos de esas épocas y que la mayoría de esas edificaciones se cayeron durante el terremoto de 1985.

“Gracias a Dios que ese terremoto de 1985 fue antes de las 7 de la mañana y los niños todavía no habían llegado a sus escuelas, pero también en esa época la solidaridad del pueblo se desbordó”, recordó el exdiplomático

ale/jos

también te puede interesar