Nicaragua

La lactancia materna es vida

El Hospital Alemán Nicaragüense desarrolló una feria para informar a las madres las técnicas para amamantar y su importancia

Lactancia materna
Lactancia materna |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

A propósito de la Semana de la Lactancia Materna, el Hospital Alemán Nicaragüense desarrolló una feria para informar a las madres las técnicas para amamantar.

La madre al momento de dar la leche materna comienza a transmitirles células vivas a sus niños que los protegen contra las infecciones respiratorias e infecciones diarreicas, explicó Alina Salida Iriarte, doctora del centro de salud.

Destacó que la primera leche tiene todos los nutrientes que van a permitir el desarrollo del niño a corto y largo plazo.

Al niño le ayuda a proteger su intestino, le brinda todos los nutrientes para su desarrollo, le ayuda a desarrollar la retina y en el caso de la madre a liberar la hormona oxitocina que ayuda a acomodar el útero y le va a disminuir el riego de cáncer cervicouterino y mamario, añadió.

La especialista recordó que la leche materna también garantiza un ahorro a la madre, pues no tiene que invertir en leches comerciales y en pachas.

Para sensibilizar y contribuir al cambio, el tema de este año de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del 1 a 7 de agosto, es «Juntos podemos hacer sostenible la lactancia materna».

La Organización Mundial de la Salud subraya que se considera que la lactancia materna exclusiva es la piedra angular de la supervivencia y la salud infantil. No solo proporciona todos los nutrientes necesarios para el crecimiento durante los primeros seis meses de vida, sino también la protección frente a muchas enfermedades infantiles que ponen en riesgo la vida, y protege frente a algunas enfermedades no transmisibles más tarde en la vida.

Alimentar al bebé exclusivamente con leche materna cada vez que tiene hambre y durante los primeros seis meses de vida, empezar a darle alimentos apropiados y nutritivos a los 6 meses, y continuar la lactancia natural hasta los 2 años –o más– son medidas que aportan al niño una nutrición óptima y grandes beneficios para su salud.
mem/ele

también te puede interesar