Nicaragua

Instalarán innovador sistema en Centroamérica para monitorear la sequía agrícola

Nicaragua fue seleccionada para administrar y operar la herramienta, que contribuirá a reducir la vulnerabilidad en la que viven 10.5 millones de personas a lo largo del Corredor Seco

Sequía
Sequía |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los países de Centroamérica utilizarán una nueva herramienta para monitorear el riesgo de la sequía agrícola, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El nuevo sistema de vigilancia de la sequía agrícola en Centroamérica permitirá tener información oportuna que apoye la toma de decisiones en el Corredor Seco, explicó Oscar Rojas, Oficial de Recursos Naturales del organismo.

El Sistema de Vigilancia de la Sequía Agrícola en Centroamérica está basado en el Sistema del Índice de Estrés Agrícola (ASIS por sus siglas en inglés), desarrollado por la FAO para detectar áreas agrícolas donde los cultivos podrían ser afectados por la sequía.

Nicaragua, como fue pionera en calibrar el ASIS a nivel nacional, fue seleccionada por los directores de meteorología de la región para administrar y operar el nuevo Sistema.

Se alimentará a partir de la información global generada tanto por ASIS y otros sistemas de alerta de la FAO, para lograr una mayor precisión, convirtiendo los datos en mapas que son de fácil interpretación para los usuarios finales.

A nivel de los países, ASIS reúne información sobre las tres campañas agrícolas anuales (primera, postrera y apante), mapas de uso de los suelos, fechas de siembra y duración del ciclo de cultivo por distrito o municipio, para detectar con exactitud los periodos de estrés hídrico.

Esta herramienta dará información sobre el estado de las plantas, de los cultivos y apoyará la toma de decisiones en temas de seguridad alimentaria, añadió Bertha Olmedo, Secretaria Ejecutiva del Comité de Recursos Hidráulicos del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

La información sobre el impacto de la sequía contribuirá a reducir la vulnerabilidad en la que viven 10.5 millones de personas a lo largo del Corredor Seco Centroamericano.

Centroamérica es una de las regiones más vulnerables a los efectos del cambio climático y de los fenómenos climatológicos. Según el Índice de Riesgo Climático a Largo Plazo, Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador se encuentran entre los 15 países con mayor índice a nivel global.
mem/ele

también te puede interesar