Nicaragua

Padre Miguel, un testimonio de vida del que todos aprendimos

Así lo manifestó Monseñor Eddy Montenegro, Prelado de Honor de Su Santidad Juan Pablo II

Monseñor Eddy Montenegro
Los nicaragüenses debemos de reconciliarnos y meditar sobre la manera en que estamos llevando nuestra vida, en este tiempo de la Cuaresma, señaló Monseñor Eddy Montenegro. | César Pérez

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Monseñor Eddy Montenegro, Prelado de Honor de Su Santidad Juan Pablo II, se manifestó consternado por la partida física del Padre Miguel D´Escoto, al tiempo que aseguró que él va a la Casa del Padre.

Recordó que durante la insurrección del pueblo nicaragüense contra la dictadura somocista compartió por primera vez con el Padre D´Escoto.

«La primera vez que tuve ocasión de saludarlo, fue cuando vinieron Los 12 a Nicaragua. Estaba la plena insurrección en Nicaragua y lo recibe en la casa el Cardenal Obando, junto a las otras personas que venían en ese grupo llamado Los 12», rememoró.

Aseguró que el Padre Miguel aleccionó a todos los que lo conocieron desde su testimonio de vida.

«El luchó desde la vía cívica para que se instaurara en Nicaragua un régimen de justicia, de paz y buscando siempre como llevar la mejoría en la vida de los pobres», subrayó.

«Hoy el Señor lo recibe, lo llama ya para la presencia eterna, ahí en el reino de los cielos, donde estamos convocados todos para vivir el eterno amor de un Dios que es nuestro Padre», manifestó Monseñor Eddy.

ale/ana

también te puede interesar