Nicaragua

Hacia el éxito con tesón…, y de la mano del Buen Gobierno

La marca Incanica representa un producto que se adapta a las exigencias del gusto de cada cual, con la calidad, bajo costo y durabilidad que exige el mercado

Colchones marca Incanica
Colchones marca Incanica |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

De nada hubiera valido la tradición colchonera de su familia si María de Los Ángeles Martínez no hubiera trabajado con inspiración y perseverancia, y podido contar con las facilidades que brinda el Buen Gobierno a todo emprendedor e innovador para alcanzar el éxito.

Los colchones Incanica, de María de los Ángeles Martínez, rellenos con fibra de tela de algodón ciento por ciento, cuentan —y he ahí su innovación— con un “cordón” que permite su ajuste a la cama o espacio al que se asigna, y lo mantiene fijo, aparte de brindarle una estética más llamativa.

El relleno, con el que también se elaboran cojines, almohadas y otras comodidades, se produce en una máquina “amigable” con el medioambiente, ya que muchos de los materiales que emplea son reciclados. La adquirieron para mejorar la calidad de su producto, que antes era hecho con tiras de la tela.

Tras sus primeros pasos en el negocio, para los que contó con el aporte de una cuñada y del esposo de ésta, la propietaria de la pequeña empresa familiar buscó y obtuvo el apoyo del Gobierno Sandinista a través del Parque de Ferias. 

“Al principio pensamos que no íbamos a vender lo que habíamos llevado, pero fue sorprendente la reacción de la gente, a la que le gustó el producto y así vendimos todo”. Esa primera vez superamos los C$ 3,500 córdobas en un solo día… y eso que no contábamos aún con un punto de venta, acotó.

Con relación al apoyo recibido del Buen Gobierno, María de los Ángeles Martínez señala que en esta nueva etapa de la Revolución se siente satisfecha, pues tiene un gobierno con el que ha tenido mejores oportunidades para hacer realidad el sueño de su negocio.

Considera que su éxito es un claro mensaje a quienes tienen buenas ideas, pero que el temor de incursionar todavía los retiene, sin saber que pueden alcanzar el éxito poniendo pie firme a sus aspiraciones.

Ha sido una experiencia que jamás pensé que iba tener, contó, y ahora tenemos una guía; hemos recibido un sinnúmero de capacitaciones que me han servido para manejar un poco mejor el negocio, para darle mejor vista al producto, y también para innovar, sostuvo.

Hoy su empresa colchonera Incanica emplea de manera permanente a tres trabajadores y su esposo, y dejaron de formar parte de la fuerza laboral del diario, para dedicarse por entero a realizar trabajos por encargo, exclusivos.

ale/mau

también te puede interesar