Nicaragua

La Casa de las Botellitas solo promueve arte

Conozca en Granada un lugar sui géneris que funciona como escuela de talentos desde hace 13 años

Casa de las Botellitas
Casa de las Botellitas |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Malabaristas, acróbatas, artistas plásticos y mimos, conforman el grupo de creadores y actuales dueños de un centro de artes sui géneris en Granada, donde se acude solo a aprender técnicas artísticas en un ambiente bien diferente.

Tanto por su labor social, como por su construcción, el inmueble se roba las miradas de todos. Sus paredes están construidas con botellas y cada una es pieza importante en la decoración de este lugar que se hace llamar La Casa de las Botellitas.

Los dueños del local, ocho artistas que trabajan el arte circense, relatan que —hace ya 13 años— sintieron la necesidad de tener un sitio propio donde pudieran practicar, perfeccionar y mostrar todas las habilidades que ellos poseían y expandirlas.

La idea de crear este lugar fue el mimo venezolano Diego Gené comenzaron a buscar opciones que nos resultaran amigables al bolsillo, manifestó Rafael Largaespada, malabarista y también uno de los fundadores del lugar.

De tanto buscar una alternativa para su proyecto se enteraron que el plástico era un material utilizable otros países para diseñar objetos para el hogar, como floreros, macetas, entre otras cosas.

Fue así como decidieron que su escenario artístico sería elaborado a base de botellas. Se animaron y desde ese momento se empeñaron en estructurar toda la casa a base del reciclaje de botellas plásticas que pegaban con cemento y arena.

“La estructura la diseñamos nosotros mismos. Esto no fue un problema, porque la creatividad es una de las cualidades que poseemos y así fue llevado a cabo nuestro proyecto”, cuenta Largaespada.

La construcción duró alrededor de dos años y fueron ellos los propios maestros de obra. En total fueron treinta mil los recipientes que necesitaron para fabricar la casa.

Cuando ya estaba concluida la Casa de Las Botellitas iniciaron la presentación se espectáculos sensacionales en la bella ciudad, ganándose así el reconocimiento de muchas personas que hoy aprecian este arte y hasta reciben clases y talleres gratuitos.

En el centro se les prepara también a los niños de escasos recursos en computación, pintura, arte, teatro, música, circo.

Los pequeños solo deben tener muchos deseos de aprender del arte. Las edades mínimas de los estudiantes son de seis a ocho años.
mem/ybb

 

también te puede interesar