Nicaragua

Hucarán Otto afectó a 827 viviendas en Nicaragua

Al hacer un balance de lo sucedido en el país como consecuencia del paso del fenómeno meteorológico la pasada semana, destaca la Compañera Rosario Murillo la acción preventiva que logró evitar pérdidas de vidas humanas

Plan Techo
Plan Techo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Ninguna vida se perdió en Nicaragua como consecuencia del paso del Huracán Otto la pasada semana, destacó este lunes la Compañera Rosario Murillo, quien presentó un balance de las respuestas y medidas tomadas ante este fenómeno meteorológico.

Otto dejó un total de 827 viviendas dañadas, explicó Rosario, de las cuales 707 tuvieron daños parciales en el techo y 120 quedaron destruidas en cinco municipios. Indicó que, desde el mismo viernes, día posterior al paso del huracán, se había comenzado a enviar el Plan Techo como ayuda primaria para los afectados, para un total de 680 hasta este lunes.

Rosario detalló que las afectaciones de viviendas se desglosan de la siguiente forma: San Juan de Nicaragua, 257; El Castillo, 194; San Carlos, 294; Corn Island, 37, y Cárdenas, 45.

Además, ocho escuelas tuvieron daños parciales en el techo, dos en San Juan de Nicaragua y seis en El Castillo, y se reportaron afectaciones por la acción de los vientos en delegaciones de Gobierno, de Policía, Ejército, Alcaldía, MARENA, Migración, Aeropuerto, y MINED.

Un total de 127 postes y mil 700 metros lineales de tendido eléctrico colapsaron ante la fuerza de Otto, entre los municipios de San Juan de Nicaragua y El Castillo, situación que se resolvió de forma rápida por la acción de las brigadas de Enatrel, dispuestas a entrar en acción tras las instrucciones giradas por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

Otra afectación reportada por Otto fue el colapso en El Castillo de un puente colgante, y 82 kilómetros de vías obstaculizados en Río San Juan por la caída de árboles e inundaciones menores.

TODOS VIVOS

Rosario ponderó que, a pesar de los daños causados por Otto, la preparación para enfrentar este fenómeno, traducida en medidas orientadas desde la Presidencia de la República con suficiente antelación, “nos llevaron, gracias a Dios, a no tener víctimas, a no tener pérdida de Vidas Humanas durante el paso del Huracán Otto, luego también el Terremoto, y la Alerta de Tsunami” que sucedieron ese mismo día.

Por el paso del huracán Otto, que afectó a los municipios del Caribe Sur, del Río San Juan, de Rivas, y de Zelaya Central, se evacuaron 11 mil 678 personas de 73 comunidades y barrios en 152 refugios seguros. En todo momento se les garantizó a los evacuados atenciones con alimentos, avituallamiento, atención médica y sicosocial.

Actualmente quedan albergadas 248 personas: 196 en Cárdenas, 20 en San Juan de Nicaragua, y 42 en la parte Sur de San Carlos, mientras se restablecen las condiciones para que puedan regresar a la normalidad.

En cuanto a los daños ambientales, en la Reserva de San Juan de Nicaragua se reportan daños en la copa de los árboles, y en los bosques de pantano, comentó.

La organización de la atención al pueblo también fue explicada por Rosario: se movilizaron 696 compañeros de los gobiernos locales para respuesta inmediata, quienes trabajaron de la mano con instituciones como la Policía, los Bomberos, el Sistema Penitenciario, la Cruz Roja, y el Ejército de Nicaragua, que dispuso a 12 mil efectivos y 591 medios para garantizar la seguridad pública.

EXPERIENCIAS QUE ENSEÑAN

Rosario reflexionó que situaciones como la vivida en Nicaragua dejan experiencias de las que debemos aprender mucho, pues son lecciones.

Así, llamó a “tener mejores Instalaciones para Refugios”, valorar cómo nos preparamos ante estas amenazas múltiples, esos “desafíos inmensos que, como decía, me parecen inéditos, tanta cosa en un solo momento, nos obliga a tomar previsiones mucho más allá de las que ya hemos tomado”.

No se trata solo de organizar a la comunidad —en lo que estamos bien, dijo—, sino de “preparar las condiciones también, para que los Albergues sean más fuertes, mejores, y estar listos en todo momento para una sucesión de Eventos como ocurrió ahorita, esta semana; una sucesión de Eventos que nos amenazan y nos obligan a hacer todos los esfuerzos, como nos orienta nuestro Comandante, para salvar la Vida”.

evm/ale

también te puede interesar