Nicaragua

Misa campesina para Germán Pomares Herrera

Los familiares agradecieron las  muestras de apoyo y el cariño hacia el hijo del Héroe Nacional Germán Pomares Ordóñez.

Misa campesina para Germán Pomares Herrera
Misa campesina para Germán Pomares Herrera |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La familia de Germán Pomares Herrera recibió el acompañamiento de amigos, compañeros de trabajo y de la juventud sandinista, en la misa campesina celebrada en la Funeraria Sierras de Paz.

Lea también: “El Dantito” será recordado por su sencillez y honestidad

Los familiares de Pomares Herrera agradecieron las  muestras de apoyo y el cariño hacia el hijo del Héroe Nacional Germán Pomares Ordóñez.

“Él supo manejar, superar esta enfermedad con valentía, al principio él me decía ‘mamá tengo miedo’ y yo le decía: mi amor no hay que tenerle miedo más que al miedo porque el miedo te debilita”, expresó Josefina Cerda, madre adoptiva de Germán.

Asimismo compartió con los presentes un escrito realizado por su hija Ana José:

“Todavía no se siente el vacío, todavía tu nombre circula, todavía la sombra de tu luz se estrecha y nuestros corazones engañados agradecen el calor. (…) Nosotros los que te conocimos te amamos como se ama, quedaremos solos sin tu risa contagiosa y sin tu selectivo respeto para señalarle el norte y en intelecto al alma”.

Además agradeció la solidaridad brindada a la viuda de “El Dantito”, como le llamaban,  pues Yahoska Luna Torres  pudo contar con el apoyo de todos en estos meses.

Germán Pomares Herrera era hijo del comandante y héroe nacional Germán Pomares Ordoñez e hijo adoptivo del Comandante Tomás Borge Martínez

En este sentido el compañero José Figueroa recordó que por su trabajo con el Comandante Tomás Borge conoció a Germán, quien fue acogido por esta familia con mucho amor, como uno de los hijos.

Tomás siempre le habló de su padre Germán Pomares Ordoñez. Él  le decía que como su relevo quería que fuera un gran hombre y creo que Germán siguió ese camino. Fue un muchacho muy comprometido, muy esforzado por superarse, un muchacho soñador porque así como su padre de sangre soñó con una Nicaragua mejor, esa fue la ruta por la que él transitó, resaltó Figueroa.
mem/ana

también te puede interesar