Nicaragua

Deslaves, amenaza latente para segovianos y jinoteganos

Con sus respectivas características, los departamentos norteños de Nueva Segovia y Jinotega enfrentan un enemigo común, la eventualidad de derrumbes de viviendas en zonas rurales por la acción de las aguas, sean de lluvia o inundaciones

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El departamento de Nueva Segovia tiene 59 puntos críticos, siendo los municipios de Murra y Wiwilí los más vulnerables a deslaves e inundaciones, informó este miércoles a La Primerísima Carlos Sarante, asesor del Mined, a propósito del recién concluido Tercer Ejercicio Multiamenazas, que demostró el grado de organización alcanzado por el pueblo nicaragüense para activar los dispositivos de respuesta ante desastres.

El adiestramiento se realizó como respuestas a dos eventuales situaciones: un sismo de más de siete grados de magnitud que provoca alerta de tsunami en el litoral del Pacífico, y la posible llegada de un huracán a la Costa Caribe.

En  cuanto a las problemáticas segovianas, Sarante refirió que una de las más agudas es la estructura de adobe de las viviendas en zonas rurales, muchas de las cuales no ofrecen seguridad para sus moradores en caso de lluvias torrenciales, deslaves o inundaciones.

Respecto al personal de apoyo para enfrentar estas situaciones, el funcionario indicó que la región cuenta con unas 700 brigadas de primeros auxilios, atención psicosocial, prevención de incendios, seguridad y evacuación, en las que participan ocho mil 427 estudiantes de primaria y secundaria.

Con relación al departamento de Jinotega, La Primerísima citó al asesor del Mined, Issac Pineda, quien afirmó que el 95% de la población estudiantil del municipio cabecera está preparado para dar respuesta a cualquier eventualidad, sean estas anegaciones, causadas por el río  que cruza la ciudad, los deslaves y los sismos, estos últimos raros hasta un pasado reciente, pero que ahora se sienten fuertes.

De acuerdo con Pineda, la ciudad de Jinotega tiene 14 puntos críticos, y hay 16 escuelas carentes de zonas de seguridad para que los niños se resguarden, debido a que se ubican en cerros.

En cuanto a las brigadas de socorro, el asesor indicó que se cuenta con 460, integradas por 4 mil estudiantes, quienes están preparados para dar respuesta no solo en los centros educativos, sino en los barrios y comarcas donde viven.
mem/mau

también te puede interesar