Nicaragua

Policía Nacional está entregada al pueblo, afirmó el Presidente Daniel

Destacó que el narcotráfico y el crimen organizado son problemas cuyo enfrentamiento es de primer orden y representa un objetivo común de la región centroamericana

Policía Nacional está entregada al pueblo, afirmó el Presidente Daniel
|

Redacción Central |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, realzó este jueves el trabajo de la Policía Nacional (PN) en la preservación de la tranquilidad de las familias nicaragüenses y su presencia efectiva a lo largo y ancho del país.

Durante el acto por el aniversario 37 de esa entidad, también encabezado por la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Daniel subrayó que la PN está siempre entregada al pueblo y enfocada en reducir los índices de criminalidad.

A pesar de que son relativamente pocos efectivos, existe un alto contraste entre la seguridad en Nicaragua y en otros países vecinos y de la región latinoamericana, comentó.

Esto no nos satisface, apuntó el Presidente, quien añadió que la defensa de la paz y la estabilidad son retos de cada día.

También señaló que a pesar de las limitaciones materiales se han hecho los esfuerzos para incrementar las prestaciones de la fuerza del orden público así como el número de policías.

Explicó que para tal asunto no existen fondos de cooperación como los usuales en la ejecución de obras de infraestructura, hospitales y escuelas; y también subrayó que igualmente se trabaja para aumentar la calidad de sectores como la educación y la salud, así como el total de profesores.

Agregó que desde el Ministerio de Hacienda se evalúa el incremento salarial para los policías y soldados con menores ingresos, a quienes reconoció por los servicios prestados al pueblo sin hacer reparos en su remuneración.

Del mismo modo, señaló que otro de los asuntos que demanda más recursos al país es la protección de la soberanía nacional a través de la adquisición de nuevos medios navales y aéreos para la protección de los mares territoriales.

Según Daniel, otro de los retos es el incremento de la presencia policial y del Ejército en el campo y zonas urbanas donde aún es insuficiente.

Recordó que en los años 90 ambas instituciones fueron reducidas a su mínima expresión y que si bien hoy existen buenos niveles de seguridad, la población solicita más patrullajes.

La Policía y el Ejército cubren juntos el país de una manera puntual, es decir, donde los objetivos resultan más claros y hay mayores riesgos de criminalidad, dijo.

Al respecto, subrayó que el narcotráfico y el crimen organizado son problemas cuyo enfrentamiento es de primer orden y representa un objetivo común de la región.

Insistió en que esos flagelos tienen su raíz en Estados Unidos, donde está el principal mercado de drogas.

Agregó que resulta increíble que una potencia como la nación norteña no pueda controlar y acabar con el tráfico de drogas en su sociedad, l cual -consideró- evidencia altos niveles de corrupción.

Indicó que aunque se combata todo los días el narcotráfico, el fenómeno continuará como una amenaza mientras siga como un negocio en Estados Unidos.

También denunció la doble moral norteamericana en materia migratoria, así como las diferencias que establece entre los ciudadanos de unos y otros países.

En tal sentido, mencionó el caso de los cubanos, a quienes las leyes de ese país incitan a llegar hasta territorio estadounidense corriendo todo tipo de riesgos y creando problemas migratorios en Centroamérica y otras zonas del continente.

Para finalizar, Daniel subrayó que Nicaragua está comprometida con la paz y la seguridad como elementos indispensables para lograr el crecimiento económico y desterrar para siempre a la pobreza extrema.
mem/tgp

también te puede interesar