Nicaragua

Sam Cossman se despide del Volcán Masaya

El explorador y cineasta terminó su expedición en Nicaragua, pero ahora pondrá en práctica nuevos proyectos

Sam-Cossman
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Tras 34 días de aventura, en los que realizó varios descensos a la zona cero del Volcán Masaya, a escasos metros del lago de lava, Sam Cossman puso fin a sus trabajos en Nicaragua.

El proyecto documental y científico sobre el impresionante sitio fue una iniciativa de Sam Cossman, realizado con el auspicio del Gobierno de Nicaragua y las empresa General Electric y Qwake, Entre los meses de noviembre y diciembre se presentará el filme y quedará listo un sitio web interactivo sobre toda la expedición.

Cossman contó sobre sus experiencias durante estas jornadas en las que se convirtió en la primera persona en bajar a la zona cero del cráter Santiago, en el mismo volcán, para documentar el espectacular lago de lava que tiene asombrada a la comunidad científica nacional e internacional.

Según declaraciones del propio documentalista que se enfrentó a las altísimas temperaturas y los gases, principalmente dióxido de azufre desde el cráter a la superficie, su principal satisfacción será saber que su investigación servirá al pueblo de Nicaragua, sobre todo a las poblaciones que viven cerca del volcán. Además, señaló, “esto puede ser replicado en otros lugares donde también se convive con este tipo de fenómenos. Lo aprendido puede ser de beneficio global”.

Cossman ha emprendido expediciones a otros lagos de lava emplazados en volcanes alrededor del mundo, pero asegura que el del volcán Masaya es el más activo y nuevo.

Otro de los objetivos que aventuró a Cossman en esta cruzada fue el de instalar sensores que permitirán tener mayor conocimiento de la actividad del volcán, además de instalar un gravímetro en la base del nivel cero que va a dar una orientación de dónde viene la lava y hacia dónde va la lava de forma subterránea.

Y el argumento principal fue documentar todo lo hecho de forma que pueda inspirara nuevas generaciones de científicos y de exploradores, explicó.

En sus descensos, el explorador instaló 10 nodos con 50 sensores distribuidos en tres niveles que están conectados a internet para recolectar, de manera inédita, datos como temperatura, humedad, presión, gases. Estos datos pueden, en algún momento, encontrar un patrón de comportamiento que permita con mayor precisión dar una alerta temprana o una proyección del lo que puede ocurrir, precisó el explorador. Toda esta información va a estar disponible en la web para todo el que desee consultarla.

Cossman dijo sentirse agradecido del apoyo recibido por el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo y de instituciones como el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y la Dirección General de Bomberos (DGB) del Ministerio de Gobernación.
mem/ybb

también te puede interesar