Nicaragua

Presidente Nicolás Maduro reconoce a Daniel y Rosario por lealtad a ideales de Sandino y Carlos Fonseca

El Frente Sandinista mantuvo vivo el fuego de la emancipación y sirvió de guía a otros movimientos regionales

Presidente Nicolás Maduro reconoce a Daniel y Rosario por lealtad a ideales de Sandino y Carlos Fonseca
|

Redacción Central |

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó este martes a Nicaragua de faro y luz para los revolucionarios de América Latina y el Caribe en la lucha por el progreso, la paz y la integración regional.

Durante el acto central por el aniversario 37 del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el mandatario suramericano hizo un reconocimiento especial al Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, por su lealtad a los ideales y banderas originales enarboladas por Augusto C. Sandino y los próceres latinoamericanos.

Los consideró, además, ejemplos de perseverancia y capacidad de superar traiciones y dificultades para continuar el camino en pos del objetivo esencial de las revoluciones: la dignidad de los pueblos.

Según Maduro, desde 1979 hasta la fecha el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) vivió triunfos, avances y retrocesos, pero siempre tuvo fe y esperanza en lograr sus metas.

Hace más de 37 años, los jóvenes nicaragüenses -la generación fundadora del FSLN- tuvieron como ejemplo a la Revolución cubana, que triunfó en 1959; en 1999 nosotros en Venezuela tuvimos otra luz: la Revolución Sandinista, dijo el jefe de Estado.

De acuerdo con Maduro, si el proceso encabezado en Cuba por el Comandante Fidel Castro encendió la llama de la esperanza para los pueblos latinoamericanos, el triunfo del FSLN en Nicaragua mantuvo vivo el fuego y sirvió de guía a otros líderes, como el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez.

Según el presidente, 1959, 1979 y 1999 son momentos de un mismo camino emprendido en la región por la unidad, la paz, la libertad y el antiimperialismo.

Maduro aprovechó la oportunidad para alertar sobre los intentos de la derecha internacional de liquidar a los gobiernos progresistas de la región latinoamericana y caribeña, y puso como ejemplos el golpe de Estado parlamentario en curso en Brasil y las constantes amenazas contra su país desde la partida física de Chávez en 2013.

“No lo lograrán”, aseveró el mandatario, quien ratificó que Venezuela y Nicaragua están juntas en la ruta de la dignidad de los pueblos y correrán siempre el mismo destino.

evm/tgp

también te puede interesar