Nicaragua

Protección preventiva del Gobierno Sandinista salvaguarda vidas ante crecidas de ríos

La Compañera Rosario Murillo realiza un balance del impacto dejado por las lluvias en la Costa Caribe y Zelaya Central, donde el Ejecutivo ha movilizado recursos para atender a las familias afectadas

Atención oportuna del Gobierno Sandinista a las familias afectadas por las lluvias
Atención oportuna del Gobierno Sandinista a las familias afectadas por las lluvias |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La atención oportuna del Gobierno Sandinista a las familias afectadas por las crecidas de ríos a causa de las lluvias durante el fin de semana, permitió no tener desgracias que lamentar, valoró la Compañera Rosario Murillo al realizar un balance de la situación.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía recordó que en las zonas del Río Escondido y Río Grande de Matagalpa se evacuaron y todavía se atienden familias luego de que estos cuerpos de agua crecieran de forma desmesurada.

“Hemos estado atendiendo, en comunicación permanente con el Compañero Uriel Filemón Lanuza que es nuestro Secretario Político, con el Alcalde y, por supuesto, el Doctor Guillermo González, ayudándonos a coordinar toda la atención, y sobre todo la vigilancia preventiva que nos ayuda a sacar en el momento oportuno a las Familias; a evacuarlas en el momento oportuno”, indicó.

En un inicio, rememoró, se decretó la Alerta Amarilla, que luego subió a Roja, medidas protectoras para evacuar y salvaguardar la vida de las familias.

Según datos de Ineter citados por Rosario, en El Rama la crecida fue la peor de la última década, ya que el río alcanzó los 8,98 metros. Antes, había subido hasta 8.10 metros en 2006. El nivel de desborde del río, aclaró, es de 6,5 metros. Ya este lunes se encontraba en 6,10 y continuaba descendiendo, acotó Rosario.

En cuanto al Río Grande de Matagalpa, alcanzó el sábado un nivel máximo de 15,6 metros, sobrepasando el nivel máximo de desborde que es de 15 metros, y afectó a comunidades aguas debajo de la Cruz de Río Grande, como Makantaka, Karata, Company Kreeck, Guadalupe, La Esperanza, y la Desembocadura de Río Grande. El río había comenzado a descender desde este domingo y al mediodía del lunes tenía una altura de 10,6 metros.

Como resultado de estas crecidas se afectaron tres departamentos (Caribe Sur, Caribe Norte, y Zelaya Central) y nueve municipios (La Cruz de Río Grande, El Tortuguero, Laguna de Perlas, Kukra Hill, Bluefields, La Desembocadura, El Rama, Prinzapolka, y Nueva Guinea).

En ellos, el Sinapred ha distribuido hamacas, frazadas, y atiende en 23 albergues a las familias que así lo requieren. Las afectaciones, detalló Rosario, alcanzan a “55 barrios y comunidades, 1,781 Familias”, que representan 8,905 personas.

En total se evacuaron 534 familias, especialmente en El Rama. Los albergues activos se encuentran en El Tortuguero, El Rama, Laguna de Perlas, y Prinzapolka.

Las lluvias dejaron mil 699 viviendas, dos escuelas y un puesto de salud anegados.

Este domingo, explicó Rosario, “se movilizó una Brigada Médica del Ministerio de Salud que está atendiendo, evitando de esta manera, o procurando evitar una epidemia. Y como les decía, desde la Alcaldía de El Rama y las otras Alcaldías atendiendo también la alimentación de las Personas, las Familias que tenemos albergadas”.

Enfatizó que se ha estado “en coordinación permanente con nuestr@s Compañer@s en cada uno de estos lugares. La Compañera Guiomar con l@s Alcaldes, y el Doctor Guillermo González coordinando con el INETER, nosotr@s también en coordinación y comunicación directa con el INETER, de manera que vamos evaluando el momento en que se deben aplicar las Alertas, Amarilla, Roja, que son Alertas Protectoras; y luego movilizando a las Familias para, como sabemos, resguardar la Vida. Ese es el Mandato que tenemos de nuestro Presidente, el Comandante Daniel”.

Rosario se refirió luego a que cinco comunidades en las riberas del río Escondido, limítrofes con El Rama, Bluefields y Kukra Hilla, fueron visitadas este domingo. Ellas son Sisi, Mahogany, Belén, Hone Creek, Magnolia, donde habitan más de 60 familias, las que perdieron 200 manzanas de granos básicos, raíces y tubérculos.

En este sentido, el Gobierno evalúa a través de sus instituciones las posibles pérdidas de cultivos en la zona para analizar las vías que permitan reponerlos.

evm/ale

también te puede interesar