Nicaragua

La juventud representa las bases de la estabilidad, seguridad y bienestar del pueblo nicaragüense

Ahora su deber no es empuñar los fusiles, sino el corazón para llevarlo a los campesinos, los barrios y los pobres y hacer realidad los principios Cristianos, Socialistas y Solidarios de la Revolución, consideró Daniel

Repliegue a Masaya
El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega | Jairo Cajina

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, aseveró este viernes durante la reedición del histórico Repliegue Táctico a Masaya que en los tiempos actuales Nicaragua clama por la paz a nivel mundial.

En la capitalina Plaza de las Victorias, el Compañero Daniel recordó que la lucha principal de este país centroamericano es contra la pobreza, en contraste con otros, sobre todo “los abanderados del capitalismo”, que lastran el avance de los pueblos en vías de desarrollo.

El Presidente de la República lamentó que desde esas naciones, muchas veces autoproclamadas como ejemplos para el mundo, se alimenten males como la discriminación, el racismo, las guerras, el hambre y el desempleo.

Mientras tanto, Nicaragua lucha por la prosperidad, la tranquilidad y el incremento de la calidad de vida de sus habitantes, subrayó.

Queremos clamar por la paz en el centenario de Rubén Darío y que esta llegue a todos los pueblos del mundo, dijo.

De acuerdo con el Comandante Daniel, no se puede apostar a que el crimen se combata con el crimen, sino trabajar juntos por el planeta, empezando por los países desarrollados, donde existen más desigualdades e inseguridad.

Agregó que a Nicaragua nunca más volverá la guerra ni correrá sangre de su pueblo, el cual está unido en el afán de mantener la unidad y la estabilidad.

En tal sentido, precisó que las autoridades del Gobierno y del Frente Sandinista de Liberación Nacional confían en los jóvenes como continuadores y garantes del futuro nicaragüense de prosperidad y paz.

La juventud representa las bases de la estabilidad, seguridad y bienestar del pueblo nicaragüense. Ahora su deber no es empuñar los fusiles, sino el corazón para llevarlo a los campesinos, los barrios y los pobres y hacer realidad los principios Cristianos, Socialistas y Solidarios de la Revolución, consideró.

Durante el acto por el 37 aniversario del Repliegue, Daniel aseguró que el país continuará cultivando y cosechando alegrías y esperanza.

El Presidente de la República subrayó que los miles de participantes en las actividades de la jornada expresaron el amor del pueblo por quienes dieron la vida por la libertad de Nicaragua.

Además, envió un saludo a los sobrevivientes de las batallas por la independencia, en particular a los que estuvieron en acciones en Managua y en el Repliegue Táctico a Masaya.

También reconoció el justo valor histórico que tienen los testimonios de esos combatientes, los cuales pueden ofrecer una visión fidedigna de cómo era el país bajo el tutelaje del imperialismo yanqui.
mem/tgp

también te puede interesar