Nicaragua

FSLN: Única fuerza revolucionaria con fortaleza moral para profundizar reconciliación y paz en Nicaragua

Seguir haciendo mejor lo que hacemos desde el 2007 en estos nuevos tiempos de paz, de entendimiento, en beneficio de todas las familias nicaragüenses, es nuestro compromiso, aseguró Daniel

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, expresó en la Plaza de los No Alineados durante su intervención en el VI Congreso Sandinista Nacional “Comandante Tomás Borge Martínez”, que en los años de los gobiernos neoliberales en Nicaragua se dio la política del despojo, del aplastamiento del derechos de los trabajadores, de los obreros, de los campesinos.

Manifestó que conjuntamente con la privatización de la salud, de la educación, el destino de miles y miles de trabajadores fue el desempleo, algo similar a lo que sufrieron los integrantes del Ejército y de la Policía, pues miles de soldados fueron despojados de su trabajo.

Desde abajo había que continuar la batalla, la lucha para que se defender las conquistas sociales y económicas de la Revolución, era una batalla desigual, pero había que librarla, y estuvimos 17 años en esa batalla y el pueblo heroico resistiendo, afirmó Daniel.

El mandatario aseguró que la lección que han aprendidos todos los nicaragüenses, independientemente de las diferencias ideológicas y políticas, fue que la guerra no trae la paz, la guerra trae más confrontación, más dolor, más resentimiento, más heridas en las familias nicaragüenses.

Al referirse al modelo de diálogo y consenso que impulsa el Gobierno Sandinista desde el 2007 refirió que hoy hay entendimiento entre el pueblo nicaragüense aunque no fue fácil instalarlo, como tampoco el proceso de reconciliación, de paz, porque había desconfianza, porque las heridas todavía estaban abiertas y porque el enemigo se encargaba desde afuera y desde adentro de propagar que si el Frente Sandinista ganaba volvería la guerra.

Apuntó que después de 17 años de despojo se dieron las condiciones para la victoria del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), única fuerza popular auténtica, revolucionaria, con la fortaleza moral de continuar profundizando este proceso de reconciliación, de paz, de búsqueda, de consenso entre todos los sectores económicos y sociales del país, algo que no sucede en otras naciones.

Al referirse al surgimiento de los procesos sociales progresistas en el continente lo calificó como un milagro, donde Cuba se levanta como una excepción, al tiempo que demuestra que cuando una Revolución es verdadera el pueblo garantiza que sobreviva ante cualquier adversidad, tanto es así que el imperio ha tenido que aceptar que el bloqueo es un fracaso.

Aseguró que la mayor rabia del imperio y de sus agentes es que en Nicaragua el consenso se sigue consolidando en más trabajo, más salud, más educación, más crecimiento económico.

Estamos entrando de nuevo en una batalla electoral, el periodo de campaña arranca en agosto. Estanos cumpliendo con los pasos de los procedimientos que establecen los mecanismos institucionales para que las fuerzas políticas participen en las elecciones, a partir de cumplir con los requisitos establecidos, dijo Daniel.

El mandatario señaló que espera que el proceso de elecciones en nuestro país no tenga muchas sacudidas como otros en América Latina, aunque subrayó que en Nicaragua los yanquis se encuentran a un pueblo antiimperialista y que no olvida la historia.

En su intervención dedicó un momento para homenajear al deportista Muhammad Ali, quien sufrió los escarnios del racismo en Estados Unidos, que se negó ir a pelear contra el hermano pueblo de Vietnam y defendió los derechos de la comunidad negra.

Lo importante en estos nuevos tiempos es la paz, es lo que tenemos que cuidar. Tenemos que lograr más reconciliación, más salud, más educación para la familia nicaragüense.

Reiteró que tenemos que cuidar la paz, la estabilidad  ante los que quieren la confrontación. Tenemos que llenarnos de fortaleza espiritual sobre todo en el periodo de campaña, insistió.

Las elecciones en Nicaragua se ganan con la fe y el corazón de los votantes nicaragüenses. El pueblo es el más interesado en que sigamos fortaleciendo la paz, la estabilidad, los programas sociales, las carreteras, las brigadas de salud que llega a las casas humildes para detectar a tiempo las enfermedades y salvar vidas, manifestó.

Seguir haciendo mejor lo que hacemos desde el 2007 en estos nuevos tiempos de paz, de entendimiento, en beneficio de todas las familias nicaragüenses, es nuestro compromiso, aseguró.

El Presidente Daniel también hizo un recuento sobre los golpes de estado que han tenido lugar en el continente contra gobiernos progresistas elegidos democráticamente por los pueblos, como el de Manuel Zelaya en Honduras, Fernando Lugo en Paraguay y Dilma Rousseff en Brasil.

Se refirió especialmente al caso venezolano, país que vivió primero el golpe contra Hugo Chávez y ahora enfrenta una embestida brutal contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro, a quien quieren derrotar a como dé lugar, contando con la parcialidad de los organismos internacionales, entre ellos la OEA.

Sobre esta organización apuntó que es el instrumento que están utilizando para la intervención militar porque siempre ha sido un instrumento del imperio, que también utilizaron para detener la Revolución Popular Sandinista.

Ante esta situación ratificó nuestra solidaridad con el pueblo venezolano, con ese pueblo de Bolívar, de Chávez que supo dar amor por todo el mundo y que supo darle amor a Nicaragua.

Nosotros somos leales en las duras y en las maduras, somos de una sola cara. Estamos dispuestos a  contribuir a la batalla del pueblo venezolano, aseveró.
mem/ana

también te puede interesar