Nicaragua

Nicaragua, primer país centroamericano con sistema de alerta temprana ante sismos

Nuestro país incorporará una vanguardista herramienta, la cual permite conocer la ocurrencia de un sismo y su posible intensidad, segundos antes de que llegue la onda sensible

Sismógrafo
| Reuters

Redacción Central |

Nicaragua implementará un nuevo sistema de alerta temprana ante sismos, el cual permitirá saber cuándo acontece un movimiento telúrico y su posible intensidad, al menos unos segundos antes de que llegue la onda sensible, informó el doctor Wilfried Strauch, asesor del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Así, nuestro país será el primero de Centroamérica en incorporar esta herramienta para el trabajo con los desastres naturales que nos amenazan a diario. Empero, Strauch señaló que el proyecto deberá implementarse en toda la región.

Según el científico, este tipo de sistema es vital para la institución, ya que contará con una información que se puede transmitir al instante a las autoridades competentes, como el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) y la Defensa Civil.

Este sistema de alerta temprana se ejecutará con el apoyo del Servicio Sismológico de la Universidad de Zurich, Suiza, cuyo director, John Clinton, visita Nicaragua.

El experto suizo ha colabora con sus pares del Ineter y otras instituciones como el Instituto de Geología y Geofísica de la Unan-Managua (CIGEO).

Explicó Strauch que el sistema ya se encuentra instalado, pero es necesario afinar detalles para que comience a funcionar a plenitud.

Dijo que, por ejemplo, no se puede usar aún para enviar mensajes a la ciudadanía, una funcionalidad que está a prueba, al tiempo que se mejora el monitoreo de la red sísmica.

Strauch explicó que una vez montado todo el sistema en la región, si ocurriese un terremoto en Nicoya, Costa Rica, Managua estaría recibiendo la alerta unos 20 o 30 segundos antes de que la onda llegara.

John Clinton, por su parte, comentó que al ocurrir un terremoto las primeras ondas viajan a una velocidad de alrededor de 100 kilómetros por segundo. Estas ocurren antes de las ondas sísmicas propiamente dichas. Afirmó que entre unas y otras hay un intervalo de tiempo que permite “reducir un poco el daño” de estos eventos.

El sistema se basa en sensores sísmicos distribuidos en áreas con una alta sensibilidad ante estos fenómenos. Los dispositivos registran el primer movimiento de la tierra y según la energía que reciban se puede tener un estimado de la magnitud que tendría el temblor.
mem/ale

también te puede interesar