Nicaragua

El Palo de Mayo llenó de energía a Bluefields

Las alegres comparsas, ferias gastronómicas y artesanales matizaron una de las celebraciones más grandes que realiza Nicaragua cada año

Carnaval en Bluefields
Carnaval en Bluefields |

Redacción Central |

Color, ritmo, y una explosión de energía se vivió este fin de semana en la ciudad de Bluefields, sede del Carnaval Palo de Mayo. El corazón del Caribe nicaragüense dedicó esta vez el carnaval al tema “Volviendo a nuestras raíces”.

En Bluefields, el pueblo caribeño se volcó a las calles en esta fiesta de agradecimiento a la fertilidad de la Madre Tierra y la llegada de las lluvias de mayo. Uno de sus mensajes principales estuvo dirigido a la protección del medioambiente y la reducción de los efectos del cambio climático.

La cita estuvo concurrida por centenares de extranjeros y miles de visitantes nacionales, quienes disfrutaron del escenario folclórico adornado por los tradicionales palos llenos de largas cintas de colores.

Karla Martín, alcaldesa de la ciudad, destacó que las fiestas del Palo de Mayo son un verdadero éxito y lograron atraer a miles de turistas durante todo este mes.

«Esto es lo que quiere nuestro Buen Gobierno, que la gente se sienta bien, que se sienta contenta, y lo estamos logrando. Las familias están felices, porque estamos llevando música y bailes tradicionales a estas calles. Hay mucha alegría, mucho entusiasmo, mucha fe y gran esperanza en el Bluefields de estos tiempos», valoró Martín.

Como cada año, el Palo de Mayo estuvo protagonizado por los jóvenes, herederos de una cultura centenaria y líderes en las comparsas que desfilaron con total tranquilidad y mucha alegría.

Familias de barrios céntricos de Bluefields, desfilaron por las principales calles. Estudiantes, padres, madres, niños, jóvenes, todos bailando al toque del tambor y las trompetas ritmos como “Mayaya Lost the Key” o “Tululu Pass Under”.

Además del desfile, se realizaron ferias gastronómicas con el apoyo de la Alcaldía y el Instituto Nicaragüense de Turismo. Además, se expusieron artesanías para la venta a quienes decidieron quedarse con un recuerdo de una de las más grandes celebraciones de toda Nicaragua.

«Me encanta Bluefields, es una ciudad bellísima. La hemos pasado muy bonito, porque hay mucha seguridad, la Policía está en las calles, y hay mucho comercio. Además que las fiestas religiosas de acá son muy alegres, los bailes muy candentes y la gente muy linda», destacó el estadounidense Roger Stevenson.
mem/ale

también te puede interesar