Nicaragua

SANDINO, PAJARO, CALICANTO!

Sandino: Leyenda Nuestra de cada día… chispa, chispero, enciende el Alma, anti Imperio, anti Dominio, anti Guerra, anti Injerencia, anti Garrote

Augusto C. Sandino
Augusto C. Sandino |

Rosario Murillo |

La lírica siempre fluye cuando celebramos a nuestro General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino. En el 121 aniversario de su nacimiento, surge esta poesía llena de inspiración cotidiana escrita por la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo.

“¡Y allá va el General con la Juventud, con el pueblo de Nicaragua, hacia nuevas victorias! (…) Estamos contentos de ver a la juventud tan vital. Una juventud muy particular, comprometida con el legado de Sandino y de la Revolución  (…) Venir aquí es llenarnos de fuerza espiritual, de la fuerza de Sandino”, expresó Rosario en el acto realizado este 18 de mayo en Niquinohomo.

A continuación el poema SANDINO, PAJARO, CALICANTO!:

Me imagino a Sandino
el General
imaginando
las flores machucadas
las hojas mustias
las flores renacidas
las hojas nuevas
Sandino imaginando el Tiempo
de las vacas flacas
y el Tiempo
de los Arcos Triunfales.

Imagino a Sandino, de pie,
con el Árbol de la Vida de fondo
y los güises picoteando gusanos
y cogollos
las palomas, los pijules, agitados
alborotados
en el naranjoagrio.

Lo imagino, imaginando cosas
de todos los días
libros a medio abrir
y libros abiertos
para volverse a cerrar.
Sandino entre las cuentas
que no ajustan
y las Clases de Caligrafía.
A cuestas entre la Vida
y la Vida.  No poca cosa!

Sandino sin sombrero, saludando
Sandino cabalgando
y a pié, descalzo, en tennis
a lomo de buey
a deshoras
puntual y efímero
temporal y eterno.

Sandino, entre las pequeñas e infinitas cosas de todos los días:
El pasaje del bus
los libros, los cuadernos, las dudas
las perplejidades
la pana del mercado
la vacuna del niño, los repelos
los suspiros, la falta que nos hacen
los amores que se van…
y las cosas más corrientes:
las caries, el dolor de muelas
los antojos,
los anteojos, los sonrojos, el sofoque
los miedos; las sombras largas!

Lo imagino, en el tintineo
de los delantales; en el contoneo
y el sudor
en el agua helada, el café
la jícara de tiste, la palangana
Alto y Erguido, soñando
entre las chucherías, los raspados,
de pié siempre, caminante!

Sandino haciendo fila
para las matrículas,
pagar recibos,
o esperar paciente
y prudente
pasar consulta, hacerse exámenes,
buscar las medicinas (y que estén)
atareadísimo
acarreando, recogiendo agua
haciendo cena, calentando tortillas
viendo y leyendo noticias, en el vértigo
actual de las pantallas
Sandino en Facebook
forcejeando en las Redes
posteando
retuiteando
de carne y hueso
metafísico
y terreno
y escalofrío puro,
y azogue!

Lo veo en bicicleta,
en moto,
en caponera,
en triciclo,
en carretón, en avión,
y esperando en las paradas,
con el aburrimiento a tuto
y a pié, otra vez,
persiguiendo heliotropos,
pipilachas, Mercurio y Plata
en los ríos.
Cómo entender tanta cosa
y tan poquita!

Sandino en la ligereza
en lo trivial
en el Ser
en lo profundo
en la Vida como és
en la Vida que hacemos
y será.

Sandino:
Leyenda Nuestra de cada día
carne y hueso, y alma nuestra
navegando
en todititas las aguas
calmas, pesadas, turbias, turbulentas
claritas, transparentes
en todas lluvia o sol!

Sandino chispa, chispero, enciende el Alma,
anti Imperio
anti Dominio
anti Guerra
anti Injerencia
anti Garrote
o Zanahoria,
anti Yankee,
Alma llana, Soberana, pues!

En estos Tiempos
de Buenas y Bonitas Caras
(que a nadie, por Dios,
engañan!)
Sandino, Viene, Vé y Vence
(porque
Caras vemos, corazones, bien sabemos!)

“Yo quiero Patria Libre
o Morir” dijo Sandino

Y nosotros que también queremos lo mismo
en pleno apogeo, en pleno auge de la Civilización
democrática, dicen
sin Espejismos o Ilusiones, no dudamos
que la Lucha Sigue
Sigue
Sigue!

Sandino, en este poema a medio palo
que no pude terminar,
y jinca-quete-jinca  y hostiga
y entonces llega
y camina y se pone enfrente
General de Hombres y Mujeres Libres
y yo me cuadro
y sus ojos y los míos se hacen chiquitos
de tanto ver
y creer!

Sandino en el alegre despertar
de las palomas
que cantan, pecho sonoro
Siempre Más Allá  Siempre Más Allá!
Aquí
Allá, y toditito eso que ya sabemos
y Más!

Mayo 18, 2016

también te puede interesar