Nicaragua

Centroamérica y la mala nutrición, de un extremo al otro

Además de enfrentar problemas de personas con bajo peso, en la región también comienza a darse otro fenómeno preocupante: la obesidad

Autoridades de salud de Centroamérica y Panamá
Autoridades de salud de Centroamérica y Panamá se reúnen en Nicaragua para abordar el tema nutricional |

Redacción Central |

Durante décadas Centroamérica, una de las regiones económicas más pobres del mundo, se ha visto afectada por un serio problema de desnutrición entre sus poblaciones. Ahora, a este mal, mitigado por los gobiernos de diferentes formas y en diverso grado, se une el problema de la obesidad, que no es más que el resultado de una mala nutrición y se convierte en una cuestión de salud pública.

Así trascendió este viernes en el Consejo Directivo del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá, que se reunió en Managua para analizar el fortalecimiento de mecanismos de trabajo que permitan afrontar la situación.

Sonia Castro, Ministra de Salud de Nicaragua, comentó a los presentes que entre los desafíos para las naciones del istmo se encuentra garantizar una producción de alimentos suficiente, pero a la vez, de calidad.

La ministra explicó que en nuestro país se trabaja para que los alimentos crezcan en número y al mismo tiempo sean lo más orgánicos posibles, lo cual se traduce en salud.

Castro destacó además otros programas que combate problemas de nutrición, como la Merienda Escolar y censos en los centros educacionales, impulsados por el Gobierno Sandinista. Asimismo, dijo que se ha fortalecido la capacidad productiva de las mujeres, históricamente relegadas a un segundo plano, y ahora activas promotoras de los alimentos.

La funcionaria pública nicaragüenses consideró que a pesar de la sequía que ha afectado regiones de Nicaragua, se ha logrado sobrecumplir metas de producción, lo cual mantiene expectativas positivas cuando nos acercamos al invierno.

Para el viceministro de Salud de Honduras, Francis Contreras, los países en vías de desarrollo, como los centroamericanos, el problema de la obesidad lleva a no solo preocuparse por lograr producir una buena cantidad de alimentos. Ya hay que construir políticas públicas para que la población tenga una dieta saludable, ya que no se trata solo del peso, sino que enfermedades crónicas no transmisibles.

La obesidad puede causar patologías coronarias, inducir a la diabetes y afectar nuestros músculos y huesos por el sedentarismo que muchas veces se le asocia.

El Consejo Directivo del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá será ahora encabezado por Nicaragua, que recibió la presidencia pro-témpore de manos de Honduras.
mem/ale

también te puede interesar