Nicaragua

Ritos asociados a los jóvenes. Parte II

Hay una tendencia llamada Adultocentrismo que, como indica, constituye una visión del mundo donde fija que únicamente los adultos son las personas que están adecuadamente preparadas y listas para dirigir la sociedad

Jóvenes nicaraguenses
Jóvenes nicaraguenses | el19digital.com

Redacción Central |

Hay establecidos una serie de ritos sociales que no son más que estereotipos de preconceptos de lo que son los jóvenes o debieran ser. Los jóvenes estudian, se divierten, hacen mucho deporte, descubren el amor y se la pasan enamorados, se visten distintos, caminan y gesticulan de una manera diferente, tienen otra jerga, diferentes valores, desentierran a artistas olvidados, a filósofos perdidos y sepultan a los que hasta hace muy poco estaban de moda y fueron asimilados y edulcorados por el establisment.

Se supone que aquellos que ingresan al trabajo o conforman una familia temprana, rompen con este esquema, son criticados debido a que para entrar de lleno a la sociedad tienen que asimilar las formas ya existentes o algo así como meterse en una caja prefabricada.

Ahora bien, si nos quitamos por completo el jean del joven y nos vestimos de traje y corbata ¿eso quiere decir que lo que fuimos se queda oculto en el ropero?

Para que ocurra una transformación de la sociedad, estas dos corrientes, en lugar de negarse, tienen que ser sumatorias y los jóvenes aprender de los adultos y los adultos de los jóvenes.

Hay una tendencia llamada Adultocentrismo que, como indica, constituye una visión del mundo donde fija que únicamente los adultos son las personas que están adecuadamente preparadas y listas para dirigir la sociedad y que son el modelo de desarrollo social. ¿Qué propone? Anquilosarnos.

El joven dice “Esto no lo quiero más y lo voy a cambiar” y el adulto, aunque tampoco le gusta su realidad, no quiere correr riesgos. Claro que no es así, como ya propusimos antes, lo justo y correcto es la sumatoria y no la negación.

Cuando más salen a la luz estos ejemplos es en los momentos, de transición, en que las sociedades caen en crisis morales, de valores… justamente porque los adultos dejaron de creer en sus principios, en sus ideologías, en su fe.

El especialista peruano Marco Bazán Novoa propone cuatro aspectos que considera constituyen lo que da madurez y que no están supeditados al adulto.

1.-La familia: Al constituir una familia uno adquiere ciertas responsabilidades que le dan madurez al individuo, para sacar adelante a los hijos y las hijas, y todo lo que implica mantener un hogar.

2.-El trabajo: Una vez que el individuos entra al mundo laboral, desarrolla una serie de capacidades y adquiere la posibilidad de desarrollarse económicamente lo que le da madurez y capacidad para asumir y satisfacer sus propias necesidades por sí mismo.

3.-La participación política. La persona decide participar en alguna organización social y, a través de esta participación, empieza a asumir roles en la sociedad que le da la madurez social suficiente para desempeñar este papel en la sociedad.

4.-Ideas creíbles. A esto el autor llama «la capacidad de pensar por sí mismo», de tener un pensamiento original, y estar convencido de que sus ideas valen por si mismas porque él las fundamenta y cree en ellas y las vive. O sea, ya es intelectualmente maduro.

Luego, establecer que pensar como un adulto es sinónimo de madurez su supone relativo toda vez que se manifiestan, las vemos con demasiada frecuencia, actitudes infantiles en ciertos adultos, como la envidia, la hipocresía, la inseguridad, que los psicólogos explicarían mejor, al hablar del desarrollo de la autoestima y la subjetividad.

Ya antes mencionamos y creemos que en este punto vale reiterarlo que existen jóvenes adultos que son todos aquellos jóvenes que han adquirido cierta madurez real y que para ello no es imprescindible haber constituido una familia, etc. y sí por hallarse en una especie de transito o estilo de vida entre desarrollar una profesión, formar una familia y asumir un compromiso social en el barrio, centro laboral, organización a la que se ha integrado, a su ciudad, al país y al planeta, por ejemplo, promoviendo una cultura de respecto al medio ambiente, en defensa de la igualdad universal en todos sus aspectos.

noa/hl

también te puede interesar