Nicaragua

“Motita”, el tapir bebé que todos miman en el Zoológico Nacional

La cría de danto, como también se conoce a estos animales, solo tiene 18 días de nacida y fue rechazada por su mamá al nacer

“Motita”
“Motita”, el tapir bebé que todos miman en el Zoológico Nacional |

Redacción Central |

El Zoológico Nacional de Nicaragua acoge 12 tapires de los 500 que existen en nuestro país. “Motita” es el espécimen más joven que se ha sumado a la familia de esta especie que es protegida en esta institución.

Esta cría de danto, como también se conoce a estos animales, solo tiene 18 días de nacida y fue rechazada por su mamá al nacer.

Los trabajadores del zoológico la bautizaron “Motita” y desde sus primeros momentos de vida la alimentaron con biberón y leche de cabra para evitar los cólicos, explicó la directora de la institución, Marina Argüello. Posteriormente ha sido alimentada por una cabra recién parida.

El tapir es uno de los mamíferos cuya población ha ido disminuyendo paulatinamente debido a la acción depredadora del hombre, por lo cual ha sido declarada en peligro de extinción desde hace diez años.

Lea también: Al rescate del danto

Tres décadas atrás nuestro país contaba con alrededor de 1,500 tapires, pero esta ya no es la realidad, pues han ido desapareciendo debido a la caza indiscriminada, debido a su sabrosa carne y la calidad de su piel para elaborar albardas.

En la actualidad algunas poblaciones de danto están localizadas en el cordón entre Bosawas e Indio Maíz.

Debido a la situación antes expuesta países centroamericanos como Honduras cuentan con una población de tapires de apenas 400 ejemplares, Costa Rica y Panamá alcanzan la honrosa cifra de 800, mientras El Salvador tiene el escenario más adverso pues ya no existe en este país ningún danto.

El tapir puede vivir hasta 40 años, edad a la que casi nunca llega debido a la persecución a la que es sometido por cazadores inescrupulosos que pueden venderlos por 500 o 700 dólares para cualquiera de los usos mencionados.

Por esta razón alargar la vida de “Motita” y propiciar la reproducción de sus congéneres en el Zoológico Nacional de Nicaragua puede ayudar a extender la existencia de esta especie en nuestro país y en el mundo.
ros/ana

también te puede interesar