Nicaragua

“Las Aventuras de Fausto”, magistral obra de Teatro Negro de Praga

La puesta en escena resultó un rotundo éxito en el Teatro Nacional Rubén Darío. Un espectáculo de primera calidad en Nicaragua

Teatro Negro de Praga
Teatro Negro de Praga |

Redacción Central |

La obra “Las Aventuras de Fausto”, basada en la historia del inmortal Goethe, fue presentada exitosamente en el Teatro Nacional Rubén Darío, de nuestra capital.

Como parte del repertorio del grupo Teatro Negro de Praga, de visita en nuestro país, la puesta en escena nos lleva a un mundo onírico, incluso más que imaginativo, donde se desconoce si se está soñando o si se está viendo parte de una realidad.

Los 10 actores y el resto de técnicos del Teatro Negro de Praga lograron transportar a los asistentes la noche de este sábado a una propuesta teatral nada común, con una calidad comparable a las mejores presentaciones artísticas.

Los representantes no hicieron uso del diálogo de la dramaturgia tradicional y se auxiliaron de música, danzas, movimientos, mímicas y fosforescencias en un escenario oscuro y de primera calidad en Nicaragua.

Sobre el entramado, a veces cómico, a veces dramático, a veces mágico e inclasificable, cada gesto resultó una muestra de un género que lastimosamente no es masivo, pero que de a poco seguirá ganando admiradores en Nicaragua.

Oksana Kordiyaka, Coordinadora General del Teatro Negro de Praga, indicó que la técnica usada es muy original donde el escenario debe estar completamente oscuro, logrando los efectos deseados gracias a luces negras especiales, música, objetos y a actores visibles e invisibles.

Explicó que “se ve como una magia, como una ilusión”, para lograr una puesta en escena especialmente importante sobre todo por los niños al permitirles desarrollar su imaginación.

La visita a nuestra nación forma parte de una gira por Centroamérica que les ha llevado además por países como Guatemala, Honduras y El Salvador. Esta es la segunda ocasión que el grupo se presenta en Nicaragua, y por la buena acogida del público no deberá ser la última.

Ramón Rodríguez, Director del Teatro Nacional, afirmó que este es un esfuerzo muy grande que se hace para poder vincular el arte teatral a toda la familia. “Esta es una obra que se presta para esto. El Teatro Negro de Praga es un teatro muy emblemático, muy conocido a nivel mundial. Tiene una técnica muy bonita y que funciona”, declaró el directivo.
ros/jos

también te puede interesar