Nicaragua

Continúan los agasajos al Cardenal Miguel Obando

Su Eminencia Reverendísima recibió autógrafos y la Gaceta Diario Oficial, en la que aparece la ley que lo declara “Prócer Nacional de la Paz y la Reconciliación”

Cardenal Miguel Obando
Cardenal Miguel Obando | Jairo Cajina Rojas

Redacción Central |

El Cardenal Miguel Obando recibió los autógrafos y la Gaceta Diario Oficial, en la que aparece la ley, promovida por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, que lo declara “Prócer de la Paz y la Reconciliación”.

En el acto, en la Universidad Católica de Nicaragua (Unica), el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, aseguró que su Eminencia Reverendísima ha sido un actor ineludible y principal de la historia de Nicaragua en los últimos 50 años y jugó un papel importante para lograr la paz.

Recordó que fue el primer nicaragüense y centroamericano en ser nombrado Cardenal por San Juan Pablo Segundo, precisamente, por ser un promotor de la paz y sembrar la semilla de la reconciliación entre los nicaragüenses.

Por su parte, el Cardenal Leopoldo Brenes subrayó que la distinción es de mucho orgullo para la Iglesia católica.

Obando ha repetido que su labor ha sido siempre para los más débiles, los pobres y para Dios. Nunca ha buscado su satisfacción personal, reconoció.

El Cardenal Miguel reiteró el agradecimiento a Dios, al Presidente Daniel y a la Compañera Rosario, por haber sido distinguido como “Prócer Nacional de la Paz y la Reconciliación”.

Agradezco la fineza del Señor Presidente Daniel Ortega y doña Rosario Murillo, con quienes siempre y en todo momento estuvo el canal de comunicación abierto a pesar de la dura situación, de los difíciles momentos vividos en nuestra historia contemporánea. El Presidente siempre tuvo el deseo de construir la paz, mediante la búsqueda del diálogo, agradezco su gentileza de presentar ante la Asamblea Nacional la iniciativa de ley, destacó.

Subrayó que el primer sentimiento de agradecimiento es para Dios, “creador del cielo y de la tierra, el que me ha acompañado a lo largo de toda mi vida y en la misión que recibí”.

Al señor Jesucristo que me ha dado la fuerza, que me puso a su servicio, él nos constituye mensajeros de la reconciliación y todo lo que ha sucedido ha sido en realidad para ayudar a la causa del Evangelio, me hice sacerdote para servir y sentir la mirada de su llamada como lo sienten los Apóstoles, igualmente doy gracias a la Santísima Virgen María, que ha sido mi estrella en la evangelización (…) ha fortalecido mi fe, me ha dado seguridad y ternura, aseguró.
mem/ele

también te puede interesar