Nicaragua

Por una Nicaragua libre de drogas

Aboga nuestro país en reunión ministerial de la Celac sobre el tema por exigir de los grandes países consumidores un mayor peso de la lucha contra esta plaga

III Reunión Ministerial de los Países de la Celac
III Reunión Ministerial de los Países de la Celac |

Redacción Central |

El viceministro de Exteriores de Nicaragua Sidhartha Marín intervino este jueves en la III Reunión Ministerial de los Países de la Celac sobre el problema de las drogas con una enfática propuesta de que los grandes países consumidores asuman el grueso de la lucha contra esta plaga que afecta en particular a América Latina y el Caribe, por ser una región productora y de tránsito.

El encuentro transcurre entre hoy y mañana viernes en Santo Domingo y es preparatorio de la Sesión Especial sobre Drogas que sostendrá la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, del 19 al 21 de abril próximos. Es, por demás, el primero que celebra la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños bajo la presidencia pro tempore de República Dominicana.

Este es un flagelo que concierne a la sociedad internacional, y a nuestra Comunidad de manera especial, sostuvo el embajador Marín, quien renovó el compromiso de la República de Nicaragua y de nuestro presidente Comandante Daniel Ortega para con el éxito de la gestión dominicana al frente de la Celac y de todas aquellas iniciativas y proyectos que promuevan la unidad en la diversidad, y el consenso dentro de nuestra Comunidad.

Y agregó que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua, con el liderazgo y la conducción del Comandante Daniel Ortega, ha logrado establecer políticas y estrategias claras en la lucha contra el problema de las drogas, acordes con nuestra propia realidad jurídica, social, económica, política, histórica y cultural, y de conformidad con las Convenciones y Acuerdos Internacionales en esta materia.

A este respecto sostuvo que Nicaragua sacrifica recursos que deberían ser destinados a la educación, la salud y la vivienda para poder hacer frente al problema de las drogas, a pesar de no ser país consumidor, ni productor.

Con el protagonismo permanente del Pueblo, prosiguió, nuestro país ha obtenido excelentes resultados en la aplicación de políticas sociales, y en particular, en las políticas de prevención del consumo de drogas, en el marco de un Modelo de Fe, Familia y Comunidad.

Este es, explicó, un Modelo de Gestión Pública y Política que el Presidente Daniel Ortega ha definido como el “Modelo de Diálogo, Alianzas y Consensos” que ha generado grandes avances en materia económica y de inversión extrajera directa, a través de las Alianzas Público-Privadas, erradicando en el país, a pasos agigantados, la pobreza y la desigualdad, y avanzar con firmeza hacia una Nicaragua Libre de Drogas.

Esta labor es posible por la coordinación permanente entre las distintas instituciones del Estado y del Gobierno de Nicaragua, sumado al protagonismo de la Persona, la Familia y la Comunidad, con la Juventud, las Iglesias, gobiernos municipales, organizaciones deportivas y universidades y el sector privado, lo que confiere una especial fortaleza al Modelo Preventivo, Proactivo y Comunitario de Nicaragua.

En su intervención, el delegado especial nicaragüense ante la Celac refirió que su país considera importante que esta organización llame a los Gobiernos de los países “grandes consumidores de droga”, para que reconozcan que América Latina y el Caribe es la región más afectada por el Problema Mundial de las Drogas, y particularmente, por el tránsito y la producción.

Se trata de una realidad concreta, indicó el embajador Sidhartha Marín: no es justo en sus condiciones actuales que nuestra región asuma el mayor peso en esta lucha, en la que debe haber una coherente participación extrarregional, concretamente con recursos financieros y logísticos.
ros/mau

también te puede interesar