Nicaragua

Cardenal Miguel Obando: Honor a quien honor merece

La Asamblea Nacional aprobó la iniciativa de Ley, promovida por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, que declara a su Eminencia Reverendísima como “Prócer de la Paz y la Reconciliación”

Cardenal Miguel Obando
Cardenal Miguel Obando | Jairo Cajina

Redacción Central |

La Asamblea Nacional aprobó la iniciativa de Ley, promovida por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, que declara como “Prócer de la Paz y la Reconciliación” al Cardenal Miguel Obando y Bravo.

El dictamen fue ratificado por los 63 legisladores de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y por los diputados Wilfredo Navarro y Jorge Castillo Quant, del Partido Liberal Constitucionalista.

Reconocido honor a quien honor merece, un salesiano de vocación como educador de la vida por la paz del Señor, ha recibido el reconocimiento y regocijo de sus hermanos obispos, de diversas organizaciones, de diversas personas que han cruzado con él a través de la historia de Nicaragua y de su larga vida a favor de la paz en nuestra querida Patria, afirmó el Jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro.

Insistió en que los presentes en el hemiciclo se regocijan “porque es un día del deber cumplido con la historia».

Por su parte, el diputado José Figueroa subrayó que su Eminencia Reverendísima es un referente de valores para las nuevas generaciones y ha sido un hombre de Dios que ha engrandecido a Nicaragua.

Un prócer es una persona distinguida, valerosa y de alta dignidad y el Cardenal Miguel Obando ha demostrado estas tres cualidades en los episodios más críticos de nuestra historia en los últimos 50 años, ya vimos en el dictamen que fue distinguido en el sacerdocio, en su labor pastoral como obispo auxiliar, como obispo titular, como presidente de la conferencia episcopal, como Cardenal, recordó.

El parlamentario Jaime Morales Carazo manifestó que el Cardenal contribuyó desde su papel de mediador en los acuerdos de paz entre la entonces Resistencia Nicaragüense y el Gobierno, acuerdos que condujeron al fin de la guerra.

Reconozco en el Cardenal Miguel su espíritu de imparcialidad total, sin nunca perder esa verticalidad, su prudencia, su paciencia, su ponderación que evitó en múltiples oportunidades naufragara ese proceso tan sensitivo y tan vital que nos conduciría al cese del fuego que es realmente al fin de la guerra en nuestro país, guerra infortunada que jamás esperamos vuelva a repetirse en nuestro pueblo, insistió.

En opinión del diputado Wilfredo Navarro, hablar del Cardenal Obando es hablar de la vida de una persona que ha sido un permanente luchador por las causas justas, defensor de los derechos humanos pero sobre todo un guerrero incansable por la paz de su país y la defensa y la protección de los más pobres e impulsor de la reconciliación y el amor entre su pueblo.

Educador y maestro de generaciones ha formado a centenares de profesionales que están aportando al desarrollo de Nicaragua y al futuro de la Patria. Es un ejemplo vivo de dedicación a Dios y por ello a su prójimo, su palabra ha sido permanentemente  aliento de amor al prójimo y su dignidad, ese amor a Dios y ese amor al prójimo le ha llevado por todo el país llegando a comunidades alejadas para dar su mensaje de esperanza a las familias, señaló.

Destacó que en todos los lugares donde el Cardenal llega, principalmente las comunidades rurales pobres, siempre ha procurado construir una capilla y una escuela, “y eso lo hace porque además de hombre de Dios y de paz él es maestro y por tanto procura además de llevar la palabra del evangelio a sus ovejas, llevar la educación y el pan del saber”.

El Cardenal Miguel Obando y Bravo una vida entregada al amor a Dios, a la reconciliación, a la paz, al amor al prójimo, y con una dedicación profunda hacia la familia, la juventud, y en general hacia el pueblo de Nicaragua, aseguró.
mem/ele

también te puede interesar