Nicaragua

Familias tranquilas, aunque el Momotombo siga bravo

El Gobierno Sandinista continúa el acompañamiento permanente a las comunidades cercanas al coloso

Redacción Central |

El Gobierno Sandinista asegura los servicios necesarios a los habitantes de las zonas aledañas del volcán Momotombo, el cual se mantiene en actividad desde el pasado primero de diciembre.

A través del Ministerio de Salud (MINSA), las familias son atendidas en las unidades de salud y, de ser necesario, el personal médico se traslada hacia las comunidades y caseríos.

El objetivo es garantizar la seguridad, tranquilidad y bienestar de la población. “Nosotros estamos tranquilos porque sabemos que la situación va a continuar en los próximos días, por ello estamos tomando las medidas necesarias. Ahorita lo único que nos está afectando son los gases y la ceniza que a veces es abundante y muchos tenemos gripe”, expresó Lesbia Álvarez, pobladora.

Los centros se mantienen abiertos durante  todo el día, donde se atienden con principal énfasis a los niños, quienes a causa de las condiciones climáticas y posiblemente por la presencia de gases y cenizas en el ambiente, presentan cuadros respiratorios agudos.

La doctora Milagro Morales recordó que con el inicio del verano se incrementan los casos de gripe común. “Sin embargo, la situación está bajo control debido a la atención oportuna e inmediata”, manifestó la especialista.

Además, señaló, debemos de tomar en cuenta que las cenizas del volcán son cuerpos extraños que provocan cuadros alérgicos en las vías respiratorias. “Por ello es necesario que cuiden de los niños no exponiéndolos y sobre todo cubriéndolos en caso de sacarlos de las casas”, aconsejó.

La entrega de paquetes alimentarios continúa, situación que garantiza tranquilidad en todos. “Gracias a Dios y al gobierno estamos recibiendo el paquete que cada mes nos envía el gobierno, lo cual nos ayuda bastante. El paquete ayuda porque ya es menos la cantidad de comida que tenemos que comprar”, expresó Marisol Mendoza, una de las protagonistas.

Entretanto, los miembros de la Promotoría Solidaria y la comunidad organizada continúan realizando recorridos casa a casa para conocer la situación de las familias y brindarles algunas orientaciones en caso de ser necesaria una evacuación.

A pesar del panorama, y de que muchos de los habitantes conocen que la actividad volcánica continuará, la calma y la confianza predominan entre las familias.
mem/jos

también te puede interesar