Nicaragua

Liberación bajo régimen de convivencia familiar, acto de gran humanismo

Diversos analistas y actores políticos consideraron que esta medida demuestra la generosidad del gobierno así como su trabajo por la paz

Redacción Central |

La libertad bajo régimen de convivencia familiar para 8,149 nicaragüenses que viene se viene efectuando desde 2014 es reconocida como un acto de gran humanismo del Gobierno Sandinista por diversos analistas y actores políticos.

Telémaco Talavera, vocero de la Comisión del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, destacó que el gobierno está trabajando para consolidar el camino de la paz, el de la seguridad.

Señaló que en las prisiones nicaragüenses existe un régimen educativo que posibilita que los privados de libertad puedan ampliar sus conocimientos y de esta manera reinsertarse en la sociedad con mayores posibilidades una vez cumplen sus condenas.

“Desde nuestro país y nuestras universidades promovemos realmente el sistema carcelario como un sistema de transformación para quienes cometen un delito para cuando salgan de la cárcel puedan incorporarse por el bien de ellos y la comunidad”, puntualizó.

Por su parte Adolfo Jarquín Ortel, subprocurador de Derechos Humanos, destacó que es un hecho inédito en los años recientes en nuestro país, que muestra como el gobierno promueve el estado de restitución, de defensa y promoción de los derechos humanos.

Además señaló que se está aplicando la justicia de convivencia familiar basado en un análisis minucioso caso por caso por parte de la Procuraduría General de la República, en conjunto con el Ministerio de Gobernación y las autoridades del Poder Judicial.

Jarquín reconoció que Nicaragua buscar proporcionar mejores condiciones en los sistemas penitenciarios, en tanto aligera la población penal en el país.

Lea también: Nicaragua deporta a prisioneros extranjeros

En tanto el diputado liberal Wilfredo Navarro manifestó su apoyo a  esta medida que permite la unión familiar en un año declarado como el de la misericordia por el Papa Francisco.

Asimismo valoró que se pone en evidencia la generosidad del gobierno, la solidaridad y el cristianismo al propiciarse el reencuentro de la familia y una nueva oportunidad por parte de la sociedad.

Indicó que los beneficiados con esta medida deberán reportarse regularmente a las autoridades ya que de violar lo reglamentado para el régimen de convivencia familiar deberán terminar su pena en prisión.
mem/ana

también te puede interesar