Nicaragua

Comandante Daniel: “General Sandino, aquí está Nicaragua”

Destacó la importancia de los Héroes y Mártires en el devenir histórico de nuestra Nicaragua Bendita

Presidente Comandante Daniel Ortega y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, rinden homenaje al General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino
Presidente Comandante Daniel Ortega y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, rinden homenaje al General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, manifestó este sábado que el General Augusto C. Sandino no fue más que la voz de los pueblos del mundo y de Nicaragua, al luchar por la dignidad, la paz y la soberanía.

Desde Niquinohomo, tierra natal del General de Hombres y Mujeres Libres, el Comandante Daniel indicó que Sandino murió por la paz, aunque solo fue físicamente, porque su fuerza quedó con nosotros. “El General renace en el corazón de todo un pueblo que defiende la paz por la cual él luchó y dio su vida”, manifestó en compañía de la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

“Finalmente, Sandino, aquí estamos. Visitando esta casa, este recinto sagrado que vos recorriste, de niño, en este pueblo, tu pueblo, nuestro pueblo. Y vos aquí presente, en el pueblo nicaragüense”, añadió.

Durante su alocución, Daniel recordó los difíciles momentos que pasó Nicaragua antes de vivir en paz y tranquilidad. ¿Cuánto dolor de este pueblo? Pero en medio del dolor, cuánta alegría, cuánta fortaleza, cuánta fe en Dios y en Cristo.

“¿Cuánto ha costado Sandino, después de tu tránsito a la inmortalidad? ¿Cuántos pueblos luchando? ¿Cuánta juventud luchando por esos principios y valores universales, que reivindican a todos los pueblos de nuestro planeta?”, inquirió el Presidente Daniel.

Sobre este tema, denunció que existen quienes le quieren negar el derecho a la vida de los pueblos. “Un derecho que pasa por la paz y la justicia. ¿Cuánto le ha costado a esta Nicaragua de Diriangén, tierra de caciques que resistieron a los colonizadores? ¿Cuántos héroes a lo largo de nuestra historia?”, señaló.

“Diriangén, Zeledón, José Dolores Estrada, Andrés Castro, Sandino, Darío, están ahí en el corazón de nuestra bandera, son Nicaragua. Hemos logrado hacer posible, lo imposible. En esta obra está todo ese sacrificio, ese vigor, esa gloria de nuestros Héroes y Mártires”, pronunció.

Señaló que todos esos héroes supieron enfrentarse a los colonizadores. “Darío universal, Sandino universal, están presentes en estos nuevos tiempos (…) los indios flecheros de Matagalpa, y luego vino Sandino a enfrentarse a los nuevos conquistadores, unos que no eran de otro continente, recordó.

“Eran conquistadores llegados de nuestro mismo continente”, continuó,” los mismos que habían llegado por los años 1854, 1856, cuando se libraron esas gloriosas gestas que todos los años conmemoramos el 14 de septiembre, al recordar la Batalla de San Jacinto”.

Repitió que nuestros pueblos no han aceptado ser esclavos. “Cuando te quieren someter, cuando te quieren poner de rodillas, no queda más que luchar. Y en este ciclo histórico iniciado el 10 de enero de 2007, se ha venido construyendo la unidad de los nicaragüenses, partiendo del principio de la reconciliación.

“No me canso de reconocer el compromiso de Su Eminencia, el Cardenal Miguel Obando, en todo esta lucha por la reconciliación, porque sin reconciliación no hay paz, no hay seguridad, no hay estabilidad. No se puede asumir los retos en el orden económico y social”, dictaminó.

Asimismo, indicó que Nicaragua ha logrado trabajar la armonía, al convertirse el pueblo y su gente en autores y actores de la historia que se construye en nuestro país, “algo que levanta el asombro de muchos hermanos y pueblos, que ven a Nicaragua avanzando, prosperando en unidad y reconciliación”

El Comandante Daniel también indicó la importancia de cuidar el medio ambiente. “Tenemos muchos retos y desafíos, como nuestro planeta, la sequía es resultado de la destrucción provocada por el capitalismo salvaje y ahí están las consecuencias. Territorios que tenían inmensos bosques y lagos, hoy son un desierto, se han evaporado y se han desaparecido”, espetó.

La cantidad –continuó- de muertes que ha provocado la destrucción del planeta. Pueblos que han perdido su fuente de vida. Los países que más destruyen el planeta, son los que más se han enriquecido y están obligados a indemnizar a los más desfavorecidos para que puedan crear los bosques, limpiar los ríos, fortalecer y recuperar las cuencas, contar con los recursos para que se rescate la naturaleza, porque todavía estamos a tiempo”, aclaró.

Señaló que los países que tiene el poder para restablecer la naturaleza, son los que gastan miles y miles de millones en guerra. Esos que afectan sobre todo a las naciones que son islas y que incluso pueden desaparecer con el calentamiento global. En este tema, indicó que Centroamérica es una región expuesta a sufrir los daños naturales que están pronosticados.

Empero, pronunció que “vamos avanzando en el combate de la pobreza, en el desarrollo del trabajo, en la atracción de inversores, en la educación, a pesar de las enormes limitaciones que tiene Nicaragua. Un país pobre pero con dignidad que está sabiendo enfrentar estos desafíos, que nos permite caminar con la frente en alto, alcanzando metas”.

Mencionó que la juventud es importante en la gesta heroica que libra el pueblo nicaragüense, sin fusiles, si no uniendo nuestro sentido, nuestro espíritu, nuestros esfuerzos, la voluntad del pueblo con las instituciones. “Aquí tenemos un Ejército en tiempo de paz, que nos garantiza esa paz para seguir avanzando”.

“Tenemos una Policía que en tiempo de paz nos asegura la lucha para contrarrestar todos los aspectos que se presentan, manifestaciones que se dan por factores culturales que están más allá de nosotros, como el narcotráfico, convirtiendo a Nicaragua en un muro de contención, en favor de los otros países de Centroamérica, en trabajo coordinado con ellos”, refirió.

“Nuestra fortaleza son las instituciones del Estado, acompañadas por el pueblo, de lo contrario sería imposible desarrollar las jornadas de salud contra las epidemias que nos afectan. ¡Qué viva Sandino! ¡Viva Nicaragua siempre libre!”, concluyó.
ros/jos

también te puede interesar